Díaz anuncia la remisión al Parlamento en 2017 de las leyes de Cámaras de Comercio y de Comercio Interior


SEVILLA, 11/05/2017.- La presidenta andaluza, Susana Díaz, muestra una carta al final de su intervención en la Sesión de Control al Ejecutivo hoy en el Parlamento de Andalucía en Sevilla. EFE/Julio Muñoz SEVILLA, 11/05/2017.- La presidenta andaluza, Susana Díaz, muestra una carta al final de su intervención en la Sesión de Control al Ejecutivo hoy en el Parlamento de Andalucía en Sevilla. EFE/Julio Muñoz

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha anunciado que el Gobierno andaluz remitirá al Parlamento antes de que termine 2017 las leyes de Cámaras de Comercio y de Comercio Interior de Andalucía, desde el convencimiento de que este sector tiene que ser "protagonista de la recuperación económica".

En la sesión de control al Gobierno celebrada en el Parlamento andaluz, Díaz ha valorado el comercio como creador de riqueza y empleo, con un 12,1 del valor añadido bruto de Andalucía y medio millón de ocupados, uno de cada cinco en la comunidad. Se trata, además, de un sector con una "elevada tasa de feminización", ha apuntado la presidenta.

La presidenta de la Junta ha destacado que Andalucía se encuentra a la cabeza de España en este sector, con el 17,6% del total de empresas comerciales, y que el peso del comercio en el conjunto de la empresa andaluza es del 27,6%.

A pesar de estos buenos resultados, existe "mucho margen de mejora" en el comercio, que afronta "dos retos fundamentales", que son la "alta tasa de temporalidad" y la transformación digital.

En esta línea, además de la aprobación de las dos leyes, Susana Díaz ha avanzado convocatorias de ayudas para promover el comercio electrónico (1,45 millones) y los centros comerciales abiertos (2,3 millones), así como medidas para reformar los mercados de abastos, modernizar el comercio ambulante, mejorar el sector artesanal o simplificar trámites administrativos.

La presidenta de la Junta ha hecho, por otra parte, balance de algunas de las iniciativas acometidas por su Gobierno desde el último Debate sobre el Estado de la Comunidad, celebrado el pasado mes de octubre.

Entre ellas, ha destacado la aprobación de los presupuestos autonómicos de 2017, el cumplimiento del objetivo de déficit en 2016, los altos niveles de creación de empleo, 2.300 plazas de empleo público, los planes Pista y de éxito educativo, las nuevas infraestructuras sanitarias y dos nuevos espacios culturales.

"Mi gobierno se esfuerza por sacar adelante esta tierra", ha remarcado Díaz, que ha reafirmado su compromiso de celebrar dos debates generales sobre Andalucía al año, uno por cada periodo de sesiones, ya que ésa es la "voluntad política" de la Junta.

Frente a la apuesta por Andalucía del Gobierno andaluz, Díaz ha denunciado el recorte del 36,6% de las inversiones del Ejecutivo central en la comunidad, ralentizando o postergando inversiones estratégicas como la conexión Algeciras-Bobadilla, el AVE a Almería, la integración ferroviaria de Granada, la ampliación del Metro de Sevilla o los accesos al Hospital de Lepe.

Junto a este recorte de cuatro de cada diez euros en inversiones, la presidenta ha criticado también el "atropello en los ingresos" que suponen las cuentas estatales, ya que "un presupuesto teóricamente de recuperación obliga a Andalucía a afrontar en solitario la educación, el empleo y las ayudas a corporaciones locales".

El gasto social ha bajado tres puntos con respecto a 2011, en plena crisis económica, y la regla de gasto impide que Andalucía pueda gastar 375 de los 835 millones de euros que el Gobierno se ha comprometido a proporcionar a Andalucía dentro de las entregas a cuenta. Además, tal y como ha denunciado Díaz, este año la comunidad tampoco contará con un plan especial de empleo.

"Somos una comunidad que ha cumplido el déficit y crea empleo y estamos siendo atropellados" por el Gobierno, ha resumido Susana Díaz.

Por otro lado, Díaz ha reclamado en la sesión de control al Gobierno la necesaria implicación de todas las administraciones, de empresas, sindicatos y ONG en la solución a los problemas de alojamiento de los trabajadores temporeros.

La presidenta, que ha recordado que el Ejecutivo andaluz fue pionero en la atención a las personas inmigrantes, ha vuelto a pedir al Gobierno central "que dote de nuevo el Fondo de Apoyo para la Acogida y la Integración de Inmigrantes".

La Junta contará este año con 1,7 millones en ayudas para arraigo, inserción y promoción social de estas personas, especialmente dirigidas a los 20 municipios andaluces donde se detecta una mayor presencia de temporeros.