Crespín espera que el Gobierno “haya escuchado la voz de Andalucía” y aporte el 50% de la Ley de Dependencia


La secretaria de Política Municipal del PSOE andaluz, Rafi Crespín. | Foto del PSOE de Andalucía. La secretaria de Política Municipal del PSOE andaluz, Rafi Crespín. | Foto del PSOE de Andalucía.

En rueda de prensa en Jaén, Crespín recordó que Andalucía ha demostrado en estos años que se puede sostener la Ley de Dependencia, ya que la comunidad autónoma se ha tenido que hacer cargo del 78% de la financiación una vez que el Gobierno de España redujo su aportación del 50% al 22%. “Estamos deseosos de escuchar que efectivamente el Estado va a responder con la parte de financiación que le corresponde”, subrayó.

La responsable socialista recalcó que un buen desarrollo de la Ley de Dependencia permitirá “seguir incorporando a muchos ciudadanos al sistema de protección y seguir generando mucho empleo”. “Es una ley que da dignidad y cuidados a las personas, pero que también genera mucho empleo que se fija al territorio, porque son nuestras auxiliares de ayuda a domicilio, nuestras residencias y nuestros centros de día en ciudadanos y pueblos los que nos permiten tener a muchos hombres y mujeres contratados, trabajando y llevando un sueldo a su casa”, destacó.

Crespín valoró la labor de “responsabilidad y autoridad” que el PSOE está desarrollando en las Cortes Generales, con iniciativas que están permitiendo mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y entre las que citó la paralización de las reválidas, la subida de un 8% del salario mínimo interprofesional o el inicio de la derogación de la reforma laboral. Asimismo, señaló que el PSOE se ha posicionado claramente en contra de la “última ocurrencia” de la ministra de Sanidad para subir el copago farmacéutico a los pensionistas. “El PSOE ha levantado la voz y ya ha dicho que se opondrá siempre al copago”, advirtió.

La responsable socialista añadió que el PSOE está trabajando ya en iniciativas para mejorar las condiciones salariales y laborales de los trabajadores, especialmente de los trabajadores del campo y con mayor atención a las mujeres, que se encuentran en situación de riesgo en el medio rural por la falta de oportunidades de empleo, lo que puede profundizar en la brecha de desigualdad. Igualmente, el PSOE continuará reclamando un plan especial de empleo que hasta ahora ha sido rechazado sistemáticamente por el Gobierno del PP.

Crespín indicó que no se trata sólo de bajar el paro, sino de crear “un empleo de calidad y con mayor estabilidad”. “Si el empleo que se crea es precario y hace trabajadores pobres, eso no es lo que defiende el PSOE”, avisó.

En clave municipal, la responsable socialista apuntó la importancia de ayudar a los ayuntamientos como “instrumentos de cohesión social y territorial” y garantes de la “igualdad de oportunidades” para todos los ciudadanos, vivan donde vivan. Apostó por flexibilizar la regla de gasto para que los ayuntamientos tengan más posibilidades financieras de invertir en beneficio de sus vecinos y del sostenimiento de los servicios públicos.

Sobre la amenaza del PP de disolver las empresas públicas con déficit, Crespín recordó que esta medida “abriría una brecha de desigualdad”, ya que estamos hablando de empresas que se encargan de servicios como el abastecimiento de agua o la recogida de basura, y de políticas como las culturales o deportivas. Además, habría muchos empleos “en juego” con esta medida.

La responsable socialista reiteró la “oposición frontal” a la reforma local del PP y exigió por ello la derogación de esa ley “injusta”, cuya aplicación atacaría directamente a más del 60% de los municipios andaluces, que son los que tienen menos de 20.000 habitantes.

Por su parte, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manolo Fernández, pidió al secretario De Moya que aclare qué tipo de medidas va a tomar el Ministerio de Montoro con el Ayuntamiento de Jaén, tras no aprobarse el Plan de Ajuste Económico-Financiero presentado por el Consistorio. Dijo que la Ley de Estabilidad Financiera del propio PP es tajante en sus artículos 23 a 25 en caso de no contar con plan de ajuste: “o se declaran indisponibles los 61 millones de euros que hay de más en el presupuesto, cosa imposible porque no se ha hecho en dos años, o una comisión de expertos del Ministerio acudirá a evaluar la situación municipal y proponer medidas coercitivas de obligado cumplimiento”.

Fernández retó a De Moya a que diga “qué grado de intervención va a ejercer el Ministerio de Hacienda sobre el Ayuntamiento de Jaén” y lamentó que los cuatro años que pasó como alcalde “dando patadas a la lata a la espera de un cargo en Madrid” y que elevaron la deuda municipal a los 700 millones, sean ahora la consecuencia de que lleguen “los hombres de negro a la capital”.

También lamentó que el alcalde actual, Javier Márquez, haya participado de esta política de brazos cruzados con la situación de endeudamiento municipal que considera cómoda y buscada. “A mí me parece además que no sé si es una situación buscada y este alargamiento del PP en la toma de decisiones era para llegar a propósito a este nivel de intervención y que quien tome decisiones sobre el asunto sea Fernández de Moya en el Ministerio de Hacienda”.