El PSOE expresa su preocupación por el cupo que se prevé apruebe el Estado para las renovables

  • Escrito por La Redacción - Agencias
  • Publicado en Panorama Canarias

El portavoz de Industria y Energía del PSOE en la Cámara, Gustavo Matos / PSOE de Canarias El portavoz de Industria y Energía del PSOE en la Cámara, Gustavo Matos / PSOE de Canarias

El portavoz de Industria y Energía del PSOE en la Cámara, Gustavo Matos, muestra su preocupación tras la comparecencia parlamentaria realizada la semana pasada por el consejero para explicar en qué va a consistir el nuevo cupo que se prevé que apruebe el Gobierno de España en relación con las energías renovables para Canarias.

“Nos han vendido una moto eléctrica, pero hay más ruido que cosas ciertas en este anuncio al que llevan meses dando vueltas en relación a un nuevo cupo de energía renovable para el archipiélago”, afirma el diputado, quien recuerda que el propio Ministerio ya ha anunciado que esa subasta específica para Canarias estaría en el primer cuatrimestre, “pero a estas alturas no hay aún nada lo suficientemente concretado como para entender que el plazo se va a cumplir”.

Matos afirma que el consejero, en la comisión del pasado viernes, “tampoco despejó algunas de las dudas más inquietantes, como por ejemplo si habrá un cupo específico para la eólica y otro para la fotovoltaica. Explica que para el PSOE es imprescindible que sea así, “pues defendemos una diferenciación en el cupo, ya que haciendo uno único para todas las renovables, es muy probable que la mayor parte de ese cupo se lo adjudique la fotovoltaica en detrimento de la eólica”.

Al respecto, subraya la necesidad de “cubrir aún mucho campo en la eólica, donde hay unas islas donde todavía es imprescindible seguir incrementando la potencia en eólica, mientras que la fotovoltaica sí es necesaria en otras”. Por ello considera más eficaz la diferenciación de cupo, “entre otras cosas, además, porque la fotovoltaica, al no producir de noche, necesita tirar de grupos convencionales como apoyo”.

Asimismo, considera igualmente preocupante que el sistema por el que se opte sea el de subasta. “El modelo correcto es el anterior, el de cupos, porque posibilita en mayor medida que empresas de Canarias puedan acceder a proyectos, mientras que si es subasta pura, lo lógico es que terminen adjudicándose los megavatios multinacionales, lo que va en la dirección opuesta de lo que propone el PSOE, que es la soberanía energética y poner el sector en manos del archipiélago”.

Gustavo Matos insiste en que el sistema de cupos es más eficaz en este sentido y añade que si finalmente se opta por la subasta, “se debería fijar al menos un mínimo, es decir, una remuneración por debajo de la cual no se pueda pujar para precisamente evitar propuestas a la baja que beneficien a las grandes multinacionales del sector y que, al final, la eólica que se instale en Canarias termine estando nuevamente en manos de empresas de fuera de las islas”.