El Periódico | 1886
     Suscríbase gratis
actualizado 12:45 PM UTC, May 26, 2017

Cantabria obligará por ley a llamar a niños transexuales por el nombre que elijan


La vicepresidenta de Cantabria, la socialista Eva Díaz Tezanos / EFE / ARCHIVO La vicepresidenta de Cantabria, la socialista Eva Díaz Tezanos / EFE / ARCHIVO

El Gobierno de Cantabria obligará por ley a llamar en los colegios a los menores transexuales por el nombre que elijan e implantará un sistema de acreditación de la identidad de género con una documentación específica para asegurar una atención adecuada en ámbitos como el educativo y el sanitario.

Estas son algunas de las medidas que se recogen en el borrador del anteproyecto de ley para la igualdad de trato y no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género que el Gobierno presentará la semana que viene a la asociación ALEGA para que realice aportaciones.

Lo ha anunciado la vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, del PSOE, quien ha afirmado que se da así un paso fundamental para cumplir el compromiso asumido al principio de la legislatura para promover una sociedad tolerante con la diversidad y que proteja a las víctimas de discriminación por identidad sexual.

El anteproyecto prevé obligar a la dirección de los centros, a los profesores y a todo el personal a que se dirijan al alumno transexual por el nombre que haya elegido, respetando su derecho a utilizarlo.

Además, deberán respetar la vestimenta y el uniforme elegido por el menor en todas las actividades docentes y extraescolares que se realicen en el centro, incluyendo los exámenes, y se les garantizará el acceso y uso de las instalaciones del centro de acuerdo con su identidad de género.

Los menores transexuales tendrán derecho a recibir tratamiento médico específico, que incluirá el tratamiento hormonal desde su derecho al libre desarrollo de la personalidad y con atención a su capacidad y madurez para tomar decisiones.

Además, según el borrador, se integrará la educación en valores de igualdad, diversidad y respeto en todos los niveles educativos, explicando la diversidad afectivo-sexual desde las edades más tempranas.

Igualmente, se recogerán medidas contra el acoso escolar homofóbico y transfóbico y un conjunto de actuaciones de especial protección de los menores transexuales.