El PSC anuncia por carta a Forcadell que deja las comisiones de investigación


La portavoz del grupo parlamentario del PSC, Eva Granados, en una imagen de archivo / EFE La portavoz del grupo parlamentario del PSC, Eva Granados, en una imagen de archivo / EFE

El PSC ha registrado una carta dirigida a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, en la que anuncia que dejará de participar en las comisiones de investigación tanto de la operación Cataluña como la del caso Vidal, como consecuencia del bloqueo ayer de Junts pel Sí y la CUP a esta última comisión.

En una carta registrada en la Cámara, a la que ha tenido acceso Efe, la portavoz del grupo socialista, Eva Granados, ha trasladado a Forcadell su malestar por el hecho de que JxSí y CUP hayan "rechazado todas las propuestas del plan de trabajo" de la comisión del caso Vidal, "evitando así la continuación de sus trabajos".

En la reunión en la que se debía aprobar ayer el plan de trabajo y las comparecencias de la comisión creada tras las declaraciones del juez y exsenador de ERC Santi Vidal, sobre supuestas ilegalidades del Govern para la obtención de datos fiscales de los catalanes, JxSí y la CUP utilizaron su mayoría absoluta para rechazar todas las propuestas de comparecencias de los demás grupos.

Una situación insólita, ya que, por primera vez, una comisión de investigación no puede ponerse en marcha al no disponer de un plan de trabajo ni tampoco de comparecencias, lo que en la práctica significa que ha quedado bloqueada.

"Cabe recordar que las comisiones de investigación, de acuerdo al artículo 66 del reglamento, se crean para investigar asuntos de interés público", recuerda Granados en la carta a Forcadell.

Por ello, "ante la actitud obstruccionista de la mayoría parlamentaria en esta comisión, desde el grupo socialista le comunicamos que dejaremos de participar en los trabajos de esta comisión (del caso Vidal) y de la comisión de investigación sobre la Operación Cataluña, ya que consideramos que tenemos derecho a tener información de todos los temas, no solo de aquellos que esta mayoría considera de su interés", advierte la portavoz socialista.

La propia Granados, en una entrevista hoy en La Xarxa, ha argumentado la postura socialista: "La decisión está tomada. Abandonamos las comisiones ante el obstruccionismo de la mayoría parlamentaria. Nuestro trabajo como oposición es controlar al Govern y no puede ser que se evite que podamos pedir explicaciones".

En lo que ha tachado de hecho "inaudito" y que sitúa al Parlament en una "situación de excepcionalidad", Granados ha reconocido que la comisión Vidal está "finiquitada", pues "no se puede hacer una comisión si nadie puede comparecer. No haremos un club de debate".

Junto a esa carta, el PSC ha registrado por otro lado cuatro solicitudes de documentación a Forcadell, la primera de ellas exigiendo documentación sobre a las "reuniones entre Departamentos de la Generalitat, en el interior de estos, con empresas del sector público o entre altos cargos del Govern, en las que se haya intercambiado información relativa a una eventual secesión, su preparación, ejecución, planes de contigencia y sus consecuencias".

En un sentido similar, se exige toda la información sobre informes, estudios, dictámenes o asesoramientos realizados por el Instituto de Estudios del Autogobierno o cualquier otro organismo, fundación, asociación o ente sobre esa eventual secesión.

El PSC solicita al mismo tiempo los textos legales o borradores en preparación por parte del Govern que tengan conexión con una eventual secesión; como también pide la documentación sobre la auditoría de la Agencia de la Autoridad Catalana de Protección de Datos sobre la obtención y uso de datos fiscales de los catalanes.