EL PSOE impulsa en Madrid el proyecto “Housing First” para habilitar 100 pisos para personas sin hogar en riesgo de exclusión social


La portavoz socialista Purificación Causapié, junto con el concejal responsable de Servicios Sociales, Ignacio Benito, han visitado esta mañana uno de los pisos que mantiene abiertos la Fundación Rais en nuestra capital, destinado a ofrecer un hogar a personas en riesgo de exclusión social.

Causapié ha explicado a los responsables de la ONG´s la enmienda de su grupo a los Presupuestos municipales de 2017 para dotar con una partida de 700.000 euros el impulso y puesta en marcha del proyecto “Housing First” con el que se habilitarán un centenar de viviendas en la capital para acoger a personas sin hogar, facilitando su reinserción social.

La responsable socialista ha reseñado que la futura convocatoria debería ser de gran interés para la Fundación Rais, ya que es una de las entidades sociales con mayor experiencia en la puesta en marcha y seguimiento de este tipo de alternativas para resolver el problema de la falta de vivienda de personas excluidas socialmente.

Causapié, tras visitar la vivienda y charlar con la persona que en ella habita y con responsables de la Fundación, ha señalado que “las instituciones debemos apoyar y comprometernos con las ONG´s que están haciendo una gran labor social. En este sentido, nuestro grupo ha negociado con el Equipo de Gobierno para incluir una partida suficientemente dotada económicamente que posibilite la expansión de estas iniciativas. Con ella, pretendemos crear 100 pisos similares al que hemos visitado, que supone una solución alternativa y complementaria a los albergues municipales y otras actuaciones municipales para a bordar estas situaciones”.

Según los últimos datos disponibles, en nuestra ciudad viven 2.059 personas en la calle, donde han acabado empujados por la falta de trabajo (63% de los casos); los problemas económicos (un 26,1%) o la ausencia de papeles (13,4%). También la adicción al alcohol o las drogas o rupturas afectivas se encuentran ente los motivos para acabar viviendo en la calle en un 7,8%, 1,7% y 11,8% respectivamente.

El Ayuntamiento ha alojado en pisos a 414 personas, mientras que otras 1,121 han encontrado refugio en centros y albergues. No obstante otras 524 personas han permanecido durante el último año viviendo en las calles. Un 42% de las personas sin hogar ha sido víctima de agresiones en la calle. “Con programas como el que ha impulsado la iniciativa socialista, Madrid debería ser capaz de mejorar sensiblemente estas cifras de atención y, sobre todo, eliminar el riesgo de agresiones que sufre este colectivo”, ha concluido Causapié.