“El Gobierno de España es quien debe pagar las sanciones de Europa a los pastos y la dehesa”


El portavoz del Grupo Socialista, Valentín García / PSOE de Extremadura El portavoz del Grupo Socialista, Valentín García / PSOE de Extremadura

El Grupo Socialista pedirá en el pleno de la Asamblea de Extremadura que el Gobierno de España sea quien pague las sanciones que la Unión Europea (UE) ha impuesto a los pastos y la dehesa. En concreto, la Comisión Europea ha emitido una sanción a Extremadura de 79,7 millones de euros por las campañas de 2009 a 2013, a la que hay que añadir otra de 20 millones de euros de las campañas de 2007 y 2008.

Los socialistas exigen que sea el Estado quien pague esa sanción ya que la Junta de Extremadura no tiene competencias en la norma que regula las ayudas a pastos y dehesa y solo es entidad pagadora de dichas subvenciones. Por el contrario, el Gobierno de España sí tiene competencias en estas normas y es el responsable del incumplimiento que denuncia Europa.

En rueda de prensa, el portavoz del Grupo Socialista, Valentín García, ha reclamado que “el Gobierno sea quien pague” y ha recordado que Europa pretende multar a agricultores y ganaderos que han solicitado las ayudas para pastos y dehesas porque no quiere que la superficie que hay debajo de las copas de encinas y alcornoques compute para recibir esas ayudas. Según García, “Europa quiere que en una parcela de dehesa, dos tercios no sean computables para pastos, cuando todos sabemos que debajo de las encinas hay alimento para el ganado”. El portavoz ha denunciado que “el eurocentrismo de la UE afecta a España y por ello la Junta de Extremadura ya ha recurrido la primera de las dos sanciones impuestas al Tribunal de Justicia Europeo”. Además, ha reclamado que “tanto Europa como el Gobierno de España deben defender a la dehesa como lo está haciendo la Junta de Extremadura”.

En resumen, Valentín García ha querido dejar claro que “los agricultores y ganaderos extremeños ni han cobrado ni un solo euro ilegal en estas ayudas, la Junta de Extremadura ni ha tramitado mal ningún expediente y que es el Estado el único responsable de estas sanciones y el que debe pagarlas”. Sobre este tipo de ayudas, García ha declarado que “son un auténtico robo a los agricultores y ganaderos extremeños”.

Con respecto a la postura de Podemos en relación a esta polémica, García ha lamentado que “este partido, por su antisocialismo o su desconocimiento, esté del lado del PP y del Gobierno de España y no de los intereses de los agricultores y ganaderos extremeños”.

Por otro lado, García ha criticado que el dirigente agrario Luis Cortés, aprovechando la imposición de estas sanciones pida la dimisión del director general de Agricultura y Ganadería de la Junta de Extremadura. Para García, “Cortés, condenado por estafar a agricultores no puede dar lecciones de nada a los socialistas, porque la diferencia es muy clara entre quienes trabajan por el interés de los agricultores y ganaderos (como es el caso del director general) y quién solo busca aprovecharse de ellos y estafarlos (como es el caso de Cortés).