Fernández Vara impulsa a Extremadura como referente internacional en Economía Verde y Circular


El secretario general del PSOE de extremadura y presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara / EFE / ARCHIVO El secretario general del PSOE de extremadura y presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara / EFE / ARCHIVO

El secretario general del PSOE de extremadura y presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, junto a los representantes de los agentes sociales y económicos de la región han firmado este miércoles en Cáceres el acuerdo para la construcción de una Estrategia de Economía Verde y Circular para Extremadura. Extremadura 2030.

Este acuerdo se incluye en el Marco Regional de Impulso a la Economía Verde y Circular de Extremadura, cuyo objetivo principal es convertir a la región en un referente en economía verde y economía circular a partir de la transición hacia un modelo extremeño con identidad propia, tal y como ya anunció Fernández Vara en el pasado Debate sobre la Orientación Política General de la Junta de Extremadura.

El jefe del Ejecutivo extremeño ha señalado que el acuerdo rubricado este miércoles no es algo excepcional, sino que es la consecuencia de colocar en la agenda política algo que debía estar, al tiempo que ha recordado los trabajos ya realizados en el diseño de la Estrategia de Especialización Inteligente que sirvió para el desarrollo del actual programa operativo 2014-2020, en la que se habla del tratamiento de los recursos naturales.

Ha detallado que la Administración regional ya aprobó en otoño en Consejo de Gobierno un primer borrador que ha sido sometido al debate de las organizaciones sociales, un texto del que surge este marco regional y que será llevado a la Asamblea autonómica en abril para que los grupos políticos puedan realizar aportaciones que permitan enriquecer el texto.

DOCUMENTO DE REGIÓN

“Éste no es un documento de Gobierno, sino de región y de país que pretende orientar hacia el futuro una parte importante de nuestras demandas”, ha subrayado Fernández Vara, quien ha considerado que el actual sistema político piensa mucho en el corto plazo y es necesario abordar ya dos cuestiones esenciales para el futuro como es el reto demográfico y el cambio climático.

Nuestro secretario general ha indicado que dentro de unos años habrá más gente en el mundo y mucho menos territorio y ha apuntado que el incremento de temperatura global provocará que no se puedan cultivar alimentos en las zonas en las que ahora se producen.

Así, ha abogado por tomar decisiones en torno a los recursos naturales y ha explicado que el Marco Regional de Impulso a la Economía Verde y Circular en Extremadura, que incluye el acuerdo firmado con los agentes sociales y económicos, busca construir el futuro sobre cuatro grandes objetivos.

Ha citado la participación, la capacitación masiva del pueblo extremeño para poder ser referentes en esta materia, la investigación y la identificación de los proyectos clave, al tiempo que ha avanzado que hay ya casi 300 proyectos desarrollándose en Extremadura que tienen que ver con la economía verde y circular.

Guillermo Fernández Vara ha considerado que éste debe ser el camino por el que debe transitar la comunidad y ha abogado por huir de la simplificación.

“Cada generación tiene su gran objetivo. El del siglo XX fue llegar a la luna y el del siglo XXI tiene que ser el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible. De eso depende que este mundo tal y como lo hemos conocido pueda sobrevivir”, ha dicho.

REFERENTE INTERNACIONAL

La misión principal que se pretende conseguir es la conversión de la Comunidad en un referente internacional en economía verde y circular en el año 2030.

Posicionar a Extremadura como referente es clave si se tienen en cuenta los retos a los que la economía mundial se va a enfrentar en el futuro: garantizar de forma sostenible una alimentación segura, constatar los procesos del cambio climático y del calentamiento global, limitar la sobreexplotación de los recursos naturales no renovables y el fin de la era de petróleo.

Se trata de una apuesta clara por el futuro de la región a través de un proyecto colectivo desde el punto de vista social, económico y ambiental, que atienda a un enfoque global de oportunidades basado en los recursos y capacidades locales.