Fernández Vara señala que España tiene una deuda con Extremadura que se llama ferrocarril


CÁCERES, 02/02/2017.- El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (i), acompañado por el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (d), durante la visita que ha realizado hoy al viaducto sobre el río Almonte en Cáceres. EFE/Esteban Martinena Guerrera CÁCERES, 02/02/2017.- El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (i), acompañado por el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (d), durante la visita que ha realizado hoy al viaducto sobre el río Almonte en Cáceres. EFE/Esteban Martinena Guerrera

Fernández Vara ha realizado estas declaraciones en la localidad cacereña de Garrovillas de Alconétar, en la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y los firmantes del Pacto por el Ferrocarril en Extremadura, una cita en la que también han estado los consejeros de Economía e Infraestructuras y de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, José Luis Navarro y Begoña García Bernal respectivamente.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha valorado la celebración de este encuentro y ha indicado que probablemente sea una manera original de afrontar un reto como es el ferroviario en Extremadura, al tiempo que ha destacado como positivo el haber sido capaces de alcanzar en su día un pacto por el tren para que haya una sola voz en esta cuestión.

Ha apuntado que en el encuentro se ha sido capaz de mirar todos hacia adelante y no en lo que podía haber sido y no fue y ha subrayado la importancia de plantear cuanto antes encontrar soluciones al problema ferroviario.

“España como país tiene una deuda con Extremadura como autonomía y se llama ferrocarril y esto es algo que no estará saldado hasta que no nos montemos en un ferrocarril decente y podamos utilizarlo como hacen en otras partes de España”, ha aseverado el presidente extremeño.

BATALLA DESIGUAL

Guillermo Fernández Vara ha afirmado que se está permanentemente compitiendo en términos de crecimiento y de riqueza o empleo entre comunidades, algunas con trenes del siglo XXI y Extremadura con uno del siglo XIX, una batalla desigual, ha añadido, que es preciso reconocer y tener en cuenta.

Se ha preguntado que ha hecho Extremadura para que una persona tarde dos horas y media en recorrer los 600 kilómetros que separan Barcelona de Madrid y seis horas para los 400 que discurren entre Madrid y Badajoz.

De este modo, ha agradecido la celebración de este encuentro que pidió el pasado mes de noviembre durante su visita al Ministerio de Fomento.

“Es una reunión muy importante para nosotros y también para la política en la medida en la que ésta hable de los problemas que le preocupan a la ciudadanía”, ha considerado el jefe de Ejecutivo extremeño.

Ha afirmado que contar con un ferrocarril digno en la región no solo beneficia al turismo y permite viajar, sino que contribuye a desarrollar un territorio, ordenar y cohesionar un país y también favorece la propia cohesión interna de la región.

Así, ha insistido en la imperiosa necesidad de que Extremadura cuente con un tren apropiado que le permita competir con el resto de regiones en condiciones de igual.

El presidente de la Junta de Extremadura ha visitado previamente, junto al ministro, las obras del viaducto del AVE sobre el río Almonte, una infraestructura que ha valorado como un milagro de la ingeniera civil española que pone de manifiesto la capacidad que ésta tiene para desarrollar grandes proyectos.