Antich acusa al Gobierno de degradar y dejar morir la Ley de Memoria Histórica


MADRID, 07/02/2017.- El senador del Grupo Parlamentario Socialista, Francesc Antich (i), pregunta al ministro de Justicia, sobre la Ley de la Memoria Histórica en la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta. EFE/Javier Lizón MADRID, 07/02/2017.- El senador del Grupo Parlamentario Socialista, Francesc Antich (i), pregunta al ministro de Justicia, sobre la Ley de la Memoria Histórica en la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta. EFE/Javier Lizón

El Grupo Socialista ha vuelto a exigir al Gobierno de Mariano Rajoy que dote a la Ley de Memoria Histórica de una partida presupuestaria “específica y suficiente” que haga posible “su digna aplicación”.

Así se lo ha hecho saber el portavoz socialista en la Comisión Constitucional y senador por Illes Balears, Francesc Antich, al responsable de la cartera de Justicia, Rafael Catalá, en la sesión de control al Gobierno que se celebró ayer martes en el Senado y al hilo de una pregunta que, sobre esta cuestión, le formuló el senador al ministro, al que tras recordarle que ensalzan la Ley de Memoria Histórica “cuando comparecen en la ONU” y ponen en valor el dinero gastado en la etapa del Presidente Rodríguez Zapatero, le ha reprochado que, “al mismo tiempo, desde el Gobierno, “la entierran sin presupuesto”.

Al inicio de su intervención, Antich puso de manifiesto que la Ley de Memoria Histórica nació con el mejor espíritu de la Transición: “la reconciliación” y ha reivindicado que con ella se quiere “reconocer, reparar y dignificar a todas las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo” y, al hilo de ello, reprochó al Ministro de Justicia si el Gobierno va a seguir “sin aplicarla”.

Asimismo, el senador del PSOE criticó que en 2012 el Gobierno del Partido Popular redujo la partida de Vicepresidencia dedicada a la Memoria Histórica “en más de un 50%” y ha detallado que “de los 6.250.000 euros, del último Presupuesto del presidente Zapatero, pasaron a 2.500.000 euros” que además “no se gastaron”, a pesar de afirmar “que gastarían más dinero en localización de fosas”.

De igual modo, reprochó al Ejecutivo que, posteriormente, en 2013 “dejaron la partida a cero” y en los años sucesivos -2014, 2015, y 2016- eliminaron la partida de Vicepresidencia “sin que esta partida apareciera en ningún otro sitio”.

A la luz de estos datos, el senador del PSOE reprochó al Ministro Catalá que hayan degradado y dejado “en vía muerta” la Ley, en todos los sentidos, “en especial, en la localización de fosas” y “limitándose, desde el Ministerio de Justicia, a una mera labor de mantenimiento de webs, de contestar consultas, y poco más”.

Para Francesc Antich, la radicalidad del Gobierno del PP aplicada a la Ley de la Memoria Histórica , con la excusa de la crisis, “erradicando por completo la partida” y “no recuperándola, en los momentos que ustedes dicen que las cosas van mejor” muestra “una postura ideológica preocupante, sin parangón en el resto de Europa”. “Una postura ideológica que han justificado de las formas más peregrinas como que no hacía falta una partida por qué ya no había fosas que buscar, siendo España uno de los países con más desapariciones forzadas, con más de 100 mil víctimas”, remachó.

El senador del PSOE mostró también su preocupación señalando que mientras las asociaciones y las Comunidades Autónomas están dedicando presupuesto y aprobando leyes, el Gobierno está haciendo “una dejación de sus obligaciones” con la Ley de Memoria Histórica, “y no lo digo yo, lo dicen las asociaciones de víctimas, los informes de la ONU y el propio Tribunal Supremo, en sentencia del 28 de marzo de 2012. “Una dejación que mantiene monumentos de parte como el Valle de los Caídos y permite que muchas víctimas sigan olvidadas, sin un entierro digno, sin un lugar donde sus familiares puedan llorarlos. Una dejadez que implica tomar parte y negar la reconciliación democrática”, criticó.

Tras todo lo expuesto, Francesc Antich concluyó su intervención afirmando que “esta dejación es impropia de un país democrático” que no solo niega la aplicación de la Ley, sino que además se opone a que, de acuerdo con las resoluciones de la ONU, implementemos nuevas respuestas “como la creación de una Comisión de la Verdad”, entre otros temas. “Señor Ministro, doten la Ley de Memoria de una partida específica y suficiente, lo contrario es no respetar la dignidad de las personas, rechazar la reconciliación, y burlarse de los derechos humanos”, exigió.