Armengol: "El Govern se muestra decepcionado e indignado porque el proyecto de PGE no tiene en cuenta los intereses de las Balears"


La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol / EFE La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol / EFE

El Govern ha acogido con «decepción e indignación» el proyecto de presupuestos generales del Estado de 2017 (PGE 2017), que hoy ha sido presentado en su totalidad, justo el día del inicio de su tramitación en el Congreso. Unos PGE 2017 que para la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, «no tienen en cuenta los intereses de las Illes Balears».

La bajada de la inversión territorializada en todas las comunidades autónomas, salvo la de Canarias, es un hecho constatado. En las Illes Balears, esta bajada es de un 7 % con respecto al año pasado, por un total de 148 millones de euros, en vez de los 159 de 2016. Para Cladera, esta bajada generalizada de la inversión del Estado en los diferentes territorios tiene que ver con «una inercia para no incentivar a las comunidades, para recentralizar y para dejar el presupuesto en los ministerios».

Con este proyecto de PGE 2017, las Balears pasan de tener 142 € por habitante de inversión del Estado en 2016 a 128 € por habitante en 2017, con lo cual se mantienen en la cola entre las comunidades autónomas por este concepto.

No obstante, Cladera ha mostrado su indignación con el hecho de que el proyecto de PGE 2017 haya dotado el cumplimiento del protocolo en materia del convenio de carreteras únicamente con 15 millones de euros. Este documento, firmado por la presidenta Armengol y por el ministro Montoro en diciembre de 2015, garantizaba la llegada de 240 millones de euros entre 2016 y 2018. «En 2016 nos dijeron que no había dotación porque el Gobierno estaba en funciones, y ahora nos ponen 15 millones de euros, cuando tenían que ser 80 cada año, y 120 si contamos los que no llegaron en 2016», se ha quejado Cladera.

La situación con Canarias ha sido diferente: «Con Canarias, el Gobierno del Estado» ha «cumplido», puesto que se ha aumentado la aportación para el convenio de carreteras en 80 millones de euros más, hasta los 175 millones de euros en total. «Si tenía recursos para Canarias, los debería haber tenido para las Balears», ha dicho la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, un hecho que demuestra que «el Gobierno central usa los presupuestos para sus intereses partidistas, y no trata de manera equitativa a los ciudadanos».

Cladera también ha alertado de la bajada de 10 millones de euros de la partida que el Ministerio de Fomento dispone para la cobertura de la subvención al transporte de los residentes entre las islas, y con la Península. Un 10 % de bajada «que esperamos que no afecte al descuento», dado que en las últimas semanas los responsables de Fomento habían renunciado a su intención inicial de excluir a los viajeros en grupo de acogerse al descuento de residente.

«El Gobierno español no ha cumplido sus compromisos con los ciudadanos de las Balears», ha insistido Cladera, sobre el proyecto de PGE 2017; un texto al que los grupos parlamentarios deberán presentar enmiendas. «Nosotros —ha dicho la consellera— tenemos que seguir trabajando en un nuevo REB, que evite los chantajes y que nos garantice un fondo para asegurar las inversiones públicas; y también es muy importante que el nuevo sistema de financiación autonómica haga que no dependamos cada año de la voluntad de un Gobierno de España» que reparte el presupuesto «sin que podamos participar en ello ni opinar».