Francisco Ocón exige al Consejero de Hacienda del Gobierno regional que explique cómo se van a revertir las "deficiencias" detectadas por el Tribunal de Cuentas

  • Escrito por La Redacción - Agencias
  • Publicado en Panorama La Rioja

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento de la Rioja, Francisco Ocón / PSOE de La Rioja El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento de la Rioja, Francisco Ocón / PSOE de La Rioja

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento de la Rioja, Francisco Ocón, ha exigido hoy al Consejero de Hacienda del Gobierno regional que explique está tarde, en la comparecencia solicitada por el Grupo del PSOE, cómo se van a revertir las "deficiencias" detectadas por el Tribunal de Cuentas sobre la fiscalización de las cuentas del ejercicio de 2014.

Del “extenso” informe Ocón ha hecho referencia solo a seis cuestiones “especialmente relevantes”. Así, en primer lugar, el Tribunal de Cuentas denuncia el “aumento exponencial” de la deuda pública de La Rioja, en el año 2014 la deuda era de 1.296 millones de euros, un 16,8% del PIB, cada riojano debía 4.134 euros, la denuncia es que “en los últimos cinco años –desde el 2010- la deuda se disparó un 229 por ciento”.

En 2014 nuestra Comunidad “no cumplió ni con la estabilidad presupuestaria ni con el objetivo de deuda previsto”. Y la situación en 2016 “es todavía peor, a pesar de todos los recortes y la falta de inversión pública”, ya que con los datos del tercer trimestre de 2016, la deuda es de 1.482 millones de euros, un 18,2% del PIB y cada riojano debe en concepto de deuda 4.740 euros, es decir, aumenta la deuda en 186 millones de euros, aumenta un 1,4% y cada riojano debe 606 euros más que en 2014.

En segundo lugar, el informe fiscalizador encontró debilidades en varios capítulos muy sensibles de control interno como es la planificación y programación presupuestaria, los procedimientos y registros contables, la gestión patrimonial de bienes y derechos, la Tesorería y deudores y el control de subvenciones.

El tercer asunto llamativo del informe del Tribunal de Cuentas denuncia que la Intervención General “es ajena al 12% del gasto público de la Comunidad, ya que un organismo autónomo, dos entes públicos, tres empresas públicas, ocho fundaciones y un consorcio, quedan fuera de su control, son ajenas al control de la intervención general de la Comunidad, cuando se debería tener un control exhaustivo sobre cada euro de gasto público”.

Otra denuncia del Tribunal y que “nos parece especialmente grave en la situación industrial en la que se encuentra La Rioja” es que “no consta control de eficacia sobre la gestión de la ADER que es el organismo que maneja toda la política industrial de la comunidad”. “Nos parece una advertencia lo suficientemente grave como para tomar medidas contundentes, teniendo además en cuenta la situación que la industria atraviesa en nuestra región”, ha dicho Ocón.

La quinta denuncia grave que se efectúa en el informe fiscalizador de las cuentas del año 2014 es que “no existe un manual de procedimiento para la gestión de subvenciones definiendo funciones y responsabilidades”.

En estos años “hemos denunciado como en muchas ocasiones se ha hecho de las subvenciones y de los convenios que llevan aparejados, una base de la política clientelar y arbitraria llevada a cabo por el PP en La Rioja”, ha recordado Ocón. El Gobierno de La Rioja hizo gala de un “radical sectarismo en el manejo de fondos públicos, olvidando que los beneficiarios son el conjunto de ciudadanos” y esta es una forma de hacer “que hay que extirpar de nuestra vida política y el PSOE lo combatirá siempre”, ha dicho. Y ha recordado que, para controlar esta gestión, el PSOE propuso la creación de la comisión especial en el Parlamento de La Rioja para fiscalizar los convenios que el Gobierno suscribe con los municipios.

En sexto lugar, la “denuncia más grave” que efectúa es Tribunal de Cuentas es sobre el gasto sanitario. El Tribunal de Cuentas se hace eco de un “profundo deterioro financiero y patrimonial en la sanidad riojana”.

Así, hace referencia a un “incremento continuo del déficit” de la Fundación Hospital de Calahorra y de la Fundación Rioja Salud, que en el año 2014 se incrementó 4,1 millones euros y entre las dos acumulaban un déficit de más de 31,7 millones, y esta situación “es debida exclusivamente a una mala financiación de la sanidad pública riojana”.

Un “capítulo muy interesante” de la denuncia del Tribunal de Cuentas” es el referente a la “sanidad realizada con medios ajenos” –conciertos sanitarios, convenios o contratos con empresas privadas-, y aquí el Tribunal hace tres advertencias graves. Dice el informe que “no existen análisis técnico-sanitarios y económicos en los que se evalúen las diferentes alternativas y determine la imposibilidad de la prestación con recursos propios”, que “no existen normas respecto a la derivación de pacientes” y “no existen un sistema de cálculo efectivo de los procedimientos sanitarios concertados basado en una contabilidad analítica”.

El informe es “extenso e incluye muchas otras advertencias al Gobierno regional, y parece más que oportuno que el Consejero Domínguez comparezca para informar de las medidas que el gobierno debe tomar para corregir las disfunciones denunciadas”. El PSOE así lo exigirá esta tarde, ya que “son advertencias repetidas” por el Tribunal de Cuentas que “no han sido tomadas en serio por el Gobierno del PP, y los perjudicados por esas situaciones son los riojanos y riojanas”, ha finalizado.