La felicitación de Manuel Luis de Figueiredo al PSOE en 1888


El primer Congreso del PSOE se celebró entre el 23 y 25 de agosto en Barcelona en 1888, unos pocos días después del Congreso donde se fundaría la UGT. Así pues, el año 1888 es fundamental en la Historia y memoria de los socialistas españoles por partida doble. El Congreso tiene una capital importancia porque se aprobó el programa del Partido, se debatió la relación con los partidos denominados “burgueses”, la forma de organización en Agrupaciones con un Comité Nacional nombrado por la Agrupación Madrileña, y se decidió participar en la fundación de la Segunda Internacional. Volveremos a este Congreso en futuros trabajos. En el presente queremos recoger la felicitación de los socialistas portugueses por la celebración de este primer Congreso.

En el número 130 de “El Socialista” se publicó la felicitación que el Consejo Federal del Sur del Partido Socialista portugués remitió a Madrid, aunque con retraso, por lo que no pudo ser leída en el Congreso. Pero los socialistas españoles, en aras de su espíritu internacionalista y en agradecimiento, decidieron publicarla para público conocimiento.

La felicitación aludía a la importancia de este primer Congreso en la Historia del movimiento obrero español, para luego hacer un canto al futuro fin de las fronteras, dando lugar al triunfo de la solidaridad universal de los pueblos, unidos por un sentimiento común que no era otro que la lucha de clases, el combate contra la burguesía y la explotación. Los socialistas portugueses se declaraban hermanos de los españoles en la misma causa contra la esclavitud que generaba el capitalismo.

La felicitación iba firmada por el secretario del Consejo, Manuel Luis de Figueiredo, un socialista poco conocido, y del que se publicó en 1986 por el Instituto de Ciencias Sociales de Lisboa un trabajo con el significativo título de Manuel Luis de Figueiredo: um socialista ignorado. Gracias al Biographical Dictionary of European Labor Leaders, y que podemos consultar en la red (material que recomendamos vivamente cuando se tienen dificultades a la hora de conocer a un líder socialista), sabemos que nació en 1861 en Lisboa y era tipógrafo, una profesión tan vinculada a tantos importantes socialistas, como bien sabemos. Fue miembro de la AIT portuguesa. En 1879 tomó la dirección de “O Protesto”, fundamental periódico socialista luso. Participó en varios Congresos del PS, siendo un defensor de los planteamientos sindicalistas. Fue candidato al parlamento y en las elecciones municipales. Fue elegido para el cargo que conocemos por la felicitación, en el año 1885. Estuvo en la inauguración de la Segunda Internacional en París en 1889. Por fin, sabemos que escribió innumerables artículos en diversos periódicos y algunos dramas, como O Jesuítas (1881). Murió en 1927.