“La Guerra Social”


En 1891 salió “La Guerra Social”, órgano del Partido Socialista, y que se publicó hasta 1893, y que salía los miércoles en Barcelona. Se trataría del órgano de las Agrupaciones Socialistas Catalanas. Se podía comprar en la calle Tallers, nº 29 de la capital catalana, en la redacción madrileña de “El Socialista” y en las Agrupaciones Socialistas.

En el número 255 de “El Socialista” se anunciaba su puesta en marcha. Obedecería a una necesidad expresada por los socialistas en Cataluña en sus Agrupaciones, habida cuenta de la elevada “densidad” de la población obrera, por lo que ofrecía un amplio espacio para la difusión de las ideas socialistas. Por eso mismo, eran ideas combatidas con fuerza, tanto por los que seguían pretendiendo que los trabajadores siguieran siendo comparsas de las fuerzas de la burguesía, aspecto que el PSOE remarcó con intensidad durante el último cuarto del siglo XIX en su empeño de fortalecer la idea de que la emancipación obrera solo llegaría a través de los propios trabajadores, como por los que con un “falso radicalismo”, eran, en realidad un enemigo muy inocente del capitalismo. En este caso, no sabríamos decir si el texto se refería a los republicanos o a los anarquistas. “La Guerra Social” debía ser un instrumento para difundir el ideario socialista y combatir los ataques que recibía el PSOE. No olvidemos las dificultades para que el socialismo se desarrollase en Barcelona. Por eso, un órgano de expresión como este semanario era contemplado como un medio para intentar penetrar en el seno del proletariado en Cataluña. En todo caso, no duró mucho tiempo, como hemos indicado, constituyendo otro ejemplo más de los problemas del socialismo español en Cataluña. Así pues, en el primer número de “La Guerra Social” se anunciaba que el nuevo semanario iba a propagar las doctrinas socialistas entre la clase trabajadora, pelear contra los explotadores y defender a los explotados. “El Socialista” se felicitaba por este nuevo periódico por su carácter fraternal.