La creación del Círculo Socialista de La Latina (Madrid)


La bibliografía sobre las Casas del Pueblo y otros Centros obreros de signo socialista en España ya es muy abundante. Los interesados en ahondar sobre este aspecto fundamental de la Historia del socialismo español pueden acercarse a la última aportación editada por la Fundación Pablo Iglesias, y donde además de los estudios que inserta, podrán consultar una bibliografía exhaustiva. Estamos hablando de la obra de Francisco de Luis Martín y Luis Arias González, Casas del Pueblo y Centros Obreros Socialistas en España (Madrid, 2009).

Pues bien, en este breve trabajo nos acercaremos a la creación del Círculo Socialista del popular distrito madrileño de La Latina, que comenzó su andadura en el año 1911.

El número 1308 de 7 de abril de 1911 de “El Socialista” nos proporciona la información sobre la creación del Círculo Socialista referido en un breve en el que se convocaba a los socialistas y simpatizantes del distrito de La Latina. En esta convocatoria se aludía a la importancia tanto de la fuerza de la razón, algo ya probado para el caso del PSOE, como de la razón de la fuerza, es decir la organización en sí, la prensa, la acogida cada día más evidente entre los trabajadores del programa socialista, la labor política y societaria, los éxitos electorales últimos y por la lucha para que “El Socialista” se convirtiera en diario, el gran empeño desde el principio de su existencia. En este segundo aspecto se enmarcaba la creación de este nuevo Círculo, con el fin de aumentar la fuerza del socialismo en este distrito madrileño, y para contar con un lugar como centro de propaganda o difusión de las ideas socialistas, para el desarrollo de las escuelas y cooperativas existentes y, por fin, para encauzar las crecientes fuerzas con las que se contaba en esa parte de la capital también con un fin electoral, siempre siguiendo las directrices de la Agrupación Madrileña, aspecto fundamental en la centralización propia del socialismo español.

Los socialistas de este distrito veían, por lo tanto, como una necesidad la creación de este Círculo, y la publicación del llamamiento en “El Socialista” tenía que ver con la invitación a los militantes y simpatizantes para que se diesen de alta en el mismo. Ventura Núñez Vázquez de la Cooperativa Socialista de la Cava Baja coordinaba este trabajo. Este encuadernador tuvo un gran protagonismo en el sindicalismo de su oficio, ingresando en la Agrupación Socialista Madrileña en 1900. Contribuyó a la creación de las Juventudes Madrileñas en 1904, y en la Cooperativa Socialista Madrileña en 1907. Siempre fue muy activo en el cooperativismo madrileño y sufrió la represión al terminar la guerra civil, como bien nos informa el Diccionario Biográfico del Socialismo Español. Otra opción para inscribirse era pasarse por el domicilio social del Círculo en las Escuelas de la Casa del Pueblo, en la calle Tintoreros, 3, principal.

La cuota mensual del Círculo ascendía a 25 céntimos. Para la financiación se habían emitido 500 acciones, reintegrables a peseta. Al parecer, nada más ponerse en circulación, la respuesta había sido muy positiva. En el llamamiento se animaba a completar la suscripción de las mismas.