Ramón Jáuregui reclama que se reforme el reglamento para que organizaciones “de corte fascista no se aprovechen del dinero europeo”

  • Escrito por La Redacción - Agencias
  • Publicado en Panorama Europa

Un sesión plenaria en el Parlamento Europeo / EFE / ARCHIVO Un sesión plenaria en el Parlamento Europeo / EFE / ARCHIVO

En el debate de la revisión del reglamento sobre el estatuto y la financiación de los partidos políticos europeos y las fundaciones políticas europeas, que ha tenido lugar esta tarde en el pleno de Estrasburgo, Ramón Jáuregui ha defendido que se modifique el reglamento para que “las fundaciones y los partidos políticos de corte fascista, que difunden el odio y la discriminación, no se aprovechen del dinero europeo”.

El portavoz socialista en la comisión de Asuntos Constitucionales ha subrayado la necesidad de que el Parlamento Europeo exija que los partidos a los que financia respeten los principios en los que se fundamenta la Unión Europea, como son la libertad, la democracia, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como el Estado de Derecho.

“Una cosa es que la democracia respete todas las voluntades políticas y el pluralismo pero, atención, no todas las ideologías son respetables y no todos los adjetivos políticos son legítimos", ha añadido, manifestando que hay ideologías de odio, de intolerancia, que discriminan a las personas, que defienden las violencia… "y eso que no se puede permitir en la democracia".

Ante la interpelación de un diputado británico eurófobo que ha cuestionado cómo se pueden distinguir qué es o no respetable, Jáuregui ha respondido que "existen mecanismos en la ley para establecer qué es lo respetable o no", aclarándole también que al igual que él "moriría por defender que otra persona pueda exponer sus ideas, pero lo que no voy a permitir es que una persona diga que está bien que mataran a 70 socialistas en una isla noruega".

También ha reclamado la modificación del reglamento Enrique Guerrero, miembro de la comisión de Asuntos Constitucionales, porque "hoy no tenemos garantías suficientes de que partidos políticos europeos que reciben financiación respetan los valores fundamentales de la Unión; tampoco tenemos seguridad de que un diputado europeo, para obtener financiación, pertenezca a más de un partido político".

Ante la interpelación de un eurodiputado polaco de extrema derecha que ha cuestionado sus argumentos, Guerrero ha respondido que "nunca se persiguen ideas, se persiguen comportamientos que no tienen carácter ideológico, sino racista, porque consideran a unas personas superiores a otras, o porque consideran que hay seres humanos que tiene más derechos que otros".

Hace casi un año los socialistas, junto a otros grupos políticos, solicitamos la revisión de este reglamento porque contenía aspectos muy preocupantes, como ha venido a confirmar informaciones publicadas en distintos medios de comunicación sobre el destino de 200.000 euros de una subvención de la Unión Europea a la fundación filonazi Europa Terra Nostra a través del partido neofascista Alianza por la Paz y la Libertad (APF), del que forman parte los neonazis griegos de Amanecer Dorado, el Partido Nacional Democrático alemán (NPD) y la italiana Fuerza Nueva (FN).