Corbyn promete "nuevas prioridades" en la negociación del "brexit"

  • Escrito por La Redacción - Agencias
  • Publicado en Panorama Europa

BRADFORD (REINO UNIDO) 16/05/2017.- El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, da un discurso en la Universidad de Bradford (Reino Unido) hoy, 16 de mayo de 2017. Las elecciones generales se celebran el próximo 8 de junio. EFE/Nigel Roddis BRADFORD (REINO UNIDO) 16/05/2017.- El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, da un discurso en la Universidad de Bradford (Reino Unido) hoy, 16 de mayo de 2017. Las elecciones generales se celebran el próximo 8 de junio. EFE/Nigel Roddis

El líder laborista británico, Jeremy Corbyn, abogó hoy por establecer "nuevas prioridades de negociación" para la salida del Reino Unido de la UE, al presentar el programa de su partido para las elecciones generales del 8 de junio próximo.

La formación dirigida por el político izquierdista ha sido la primera en presentar sus propuestas frente a los comicios del próximo mes, que se celebrarán de manera anticipada tras haber sido convocados inesperadamente por la primera ministra, la conservadora Theresa May.

En un aplaudido discurso en Bradford (en el norte del país), Corbyn prometió "revertir" siete años de austeridad si su partido logra imponerse en la cita electoral, aunque los conservadores les aventajan ampliamente en intención de voto, según los resultados de los últimos sondeos de opinión.

El Laborismo propone, según enfatizó hoy su dirigente, un "programa de esperanza" y de "oportunidades para todos" frente a la campaña "basada en el miedo" que abandera la líder "tory".

Sobre la salida del país de la Unión Europea o "brexit", este partido aboga, subrayó Corbyn, por establecer "nuevas prioridades de negociación" en las que se dé énfasis a mantener el acceso al mercado único y la unión aduanera.

Con relación a este punto, un Ejecutivo laborista "garantizaría inmediatamente" los existentes derechos de los ciudadanos comunitarios que residen en el Reino Unido y rechazaría la posibilidad de agotar el proceso negociador con Bruselas sin alcanzar un acuerdo, algo que sí contempla May.

El Laborismo "daría prioridad a los empleos" mientras que un Gobierno conservador primaría "los intereses de la City -distrito financiero de Londres- y se arriesgaría a que el Reino Unido se convierta en un paraíso fiscal de bajos salarios", dijo.

"Los ciudadanos quieren un país que esté dirigido para la mayoría, no para unos pocos", observó el político, al lamentar que durante los últimos siete años los británicos "han vivido lo contrario, un Reino Unido gestionado para los ricos, la elite y los intereses particulares".

Por ello "la misión del Laborismo", en los próximos cinco años, es "cambiar" esta tendencia y revertir "las prioridades nacionales para dar prioridad a los intereses de la mayoría", según Corbyn.

El manifiesto laborista, que fue parcialmente filtrado a los medios la pasada semana, incluye varias medidas fiscales, como el incremento del impuesto de sociedades -que grava los beneficios empresariales- del 19 al 26 % o la introducción de un impuesto sobre transacciones financieras.

También contempla un impuesto sobre los salarios considerados "excesivos", que superen las 330.000 libras (384.888 euros) anuales.

El manifiesto incluye subidas fiscales para "el 5 % de los ciudadanos más ricos" con el objetivo de poder financiar servicios públicos, mientras que no se prevén incrementos impositivos para aquellos que perciban salarios menores a las 80.000 libras (93.190 euros) anuales.

La formación se compromete también a proporcionar 30 horas gratuitas para el cuidado de los menores de entre 2 y 4 años -un total de 1,3 millones de niños- y a otras medidas como la nacionalización de las compañías de agua y ferrocarriles.

En su discurso, Corbyn retó a la primera ministra a que "salga de su escondite" y se enfrente a él en un debate televisado, algo a lo que May se ha negado hasta la fecha.

Según la cadena BBC, los allegados a Corbyn consideran que este programa sitúa al Laborismo más cerca de la órbita socialdemócrata europea y lo aleja de la extrema izquierda.

Tras la presentación del programa laborista, el Partido Conservador alegó que "las cuentas no salen" y que, siguiendo los planes de Corbyn, los impuestos subirían "drásticamente".