El Periódico | 1886
     Suscríbase gratis
actualizado 7:03 PM UTC, May 29, 2017

Guterres alerta a la UE de que pierde autoridad moral con el drama de los refugiados

  • Escrito por La Redacción - Agencias
  • Publicado en Panorama Europa

ESTRASBURGO (FRANCIA) 17/05/2017.- El secretario general de la ONU, António Guterres, pronuncia su discurso durante un pleno del Parlamento Europeo, en Estrasburgo (Francia), hoy, 17 de mayo de 2017. Guterres reclamó a la UE que no deje de comprometerse con la ayuda a los refugiados, una crisis que dijo "ha socavado la autoridad moral" de muchos países. EFE/Patrick Seeger ESTRASBURGO (FRANCIA) 17/05/2017.- El secretario general de la ONU, António Guterres, pronuncia su discurso durante un pleno del Parlamento Europeo, en Estrasburgo (Francia), hoy, 17 de mayo de 2017. Guterres reclamó a la UE que no deje de comprometerse con la ayuda a los refugiados, una crisis que dijo "ha socavado la autoridad moral" de muchos países. EFE/Patrick Seeger

El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió hoy de que se pierde la autoridad moral en la defensa de los derechos humanos si no se actúa en apoyo a los refugiados e instó a los países de la UE a solidarizarse con las personas que llegan a Europa huyendo de la guerra en Siria.

El portugués Guterres, el primer ciudadano comunitario en ser elegido secretario general de Naciones Unidas, intervino ante el pleno de la Eurocámara, donde ensalzó el proyecto europeo y reivindicó un modelo de globalización que fomente menos desigualdades.

El máximo responsable de la ONU reclamó a la Unión Europea (UE) que no deje de comprometerse con la ayuda a los refugiados, una crisis que, dijo, "ha socavado la autoridad moral" de muchos países.

Señaló que "es importante que la UE y la ONU trabajen juntas para restablecer el sistema de ayuda a los refugiados, de acuerdo al derecho internacional".

"Francamente, si queremos denominarnos defensores de los derechos humanos, debemos tener la autoridad moral para ello", añadió.

Asimismo afirmó que la política de cooperación y ayuda al desarrollo debe entender el factor de la movilidad y apuntó que, a largo plazo, lo mejor para evitar los éxodos es ayudar a construir sociedades con condiciones para vivir en paz y prosperidad.

"La gente debe poder tener la posibilidad de quedarse en su país con una vida digna. Migrar debe ser una opción, no una necesidad", recalcó.

En rueda de prensa, ante los preguntas de los periodistas sobre qué método usaría él para obligar a los Estados miembros a cumplir con las cuotas de refugiados comprometidas, el secretario general de la ONU indicó que, "si todos son solidarios, todo será más fácil de solucionar".

"Como secretario general no soy nadie para decir a la UE cómo penalizar la falta de cumplimiento, pero sí que como secretario general de la ONU puedo decir que debe cumplirse el derecho internacional en la protección a los refugiados", apuntó.

Además, ensalzó el papel de la Guarda Costera italiana y otros cuerpos que se enfrentan en el sur de Europa a la dramática tarea de intentar salvar a quienes arriesgan la vida en su búsqueda de un futuro mejor en Europa.

Ante la prensa, por su parte, el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, aprovechó para destacar el papel de la UE en la defensa de los derechos humanos.

"Es verdad que hay que mejorar cosas en nuestros países, que hay errores, pero Europa es la única región en la que no hay pena de muerte y, en ese sentido, sí tenemos autoridad moral", dijo a modo de réplica a las advertencias del líder de la ONU.

El pleno del Parlamento Europeo tiene previsto aprobar este jueves una resolución que reclama a la Comisión Europea que garantice que los países cumplen plenamente sus obligaciones en materia de refugiados.

Durante su alocución solemne, Guterres, que no leyó ningún papel y dirigió la mirada a los eurodiputados junto a una retórica expresiva y amable, aprovechó para ensalzar el proyecto europeo y manifestó que, para el trabajo de lucha por la paz de Naciones Unidas, la cooperación de la UE "es fundamental".

Asimismo, se pronunció en contra de aquellos que ensalzan "la soberanía nacional" por encima de los derechos fundamentales, en una crítica implícita a los populismos.

Para Guterres, detrás de los nacionalismos y repliegues de algunos Estados respecto de las organizaciones internacionales está una frustración por las desigualdades y los efectos de "una globalización injusta".

Insistió en que la mejor manera de luchar contra los discursos populistas es atajar las causas de los mismos, como la pobreza o la desconfianza en las instituciones, y citó lacras del primer mundo como el paro juvenil, del que Europa es víctima.

Más allá, instó a la Unión a seguir siendo la referencia mundial de apoyo humanitario "y de lo que en la Ilustración se llamaba la primacía de la razón", como mejor camino para la paz.

Por último, pidió a la UE que persista como actor activo en la lucha contra el cambio climático y "mantenga el rumbo en la plena aplicación del acuerdo de París" de 2015.