Mogherini considera que el 2017 "no será fácil" y pide unidad ante desafíos

  • Escrito por La Redacción - Agencias
  • Publicado en Panorama Europa

La alta representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), la socialista Federica Mogherini. | EFE/Archivo. La alta representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), la socialista Federica Mogherini. | EFE/Archivo.

La alta representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), la socialista Federica Mogherini, afirmó hoy que 2017 "no será fácil" y pidió unidad para hacer frente a desafíos como el terrorismo y los diferentes conflictos que se viven.

"El año que acaba de empezar no será fácil, pero hay cosas que logramos construir en 2016 que pueden acercarnos y acompañarnos a lo largo del camino", escribió Mogherini en su blog personal, al repasar los principales episodios del año pasado y abordar el trabajo diplomático de la UE para éste.

La responsable de la diplomacia comunitaria dividió el pasado ejercicio en doce situaciones en las que fijarse para continuar avanzando por esa senda en 2017 y subrayó la necesidad de "trabajar juntos", tanto para "derrotar al terrorismo" como para solucionar los muchos conflictos de la región.

Mogherini glosó aspectos positivos de 2016, como la definición de una estrategia global de política exterior de la UE y una cooperación reforzada en materia de defensa, las nuevas relaciones con Cuba o el desarrollo de las relaciones diplomáticas con Irán tras el acuerdo nuclear con Teherán.

En un año que "ha empezado con un terrible atentado terrorista en Estambul", que ha causado al menos 39 muertos, la jefa de la diplomacia europea hizo especial hincapié en esa lacra y recordó los ataques yihadistas del pasado 22 de marzo en Bruselas, sede de las instituciones comunitarias, con 32 fallecidos.

Mogherini se encontraba entonces en Jordania y, tras enterarse de las acciones contra el aeropuerto bruselense que utiliza "casi a diario" y contra una estación del metro situada "solo a unos metros de distancia" de su oficina, decidió seguir con su programa oficial y visitar un campo de refugiados.

"Mirando a los ojos de los niños sirios, vi el temor de los que sobrevivieron al Estado Islámico, el dolor de los que tuvieron que huir, pero también las sonrisas de los supervivientes que aún miran la vida con gran esperanza", recordó Mogherini, quien subrayó que la respuesta de la UE al terrorismo "tiene a Siria en su corazón".

La política italiana se refirió también al "drama" de la inmigración con la UE como destino y, en ese sentido, defendió los acuerdos de Bruselas con estados africanos como Níger para hacer "sostenible" una realidad a la que debe responderse "trabajando con los países de origen para generar crecimiento, luchar contra el tráfico de seres humanos y salvar vidas".

En su repaso a 2016, Mogherini se fijó también en la paz en Colombia, con un afectuoso saludo al presidente de ese país, Juan Manuel Santos, por la consecución de un proceso que "la UE ha acompañado paso a paso, con diplomacia, apoyo económico y suspendiendo a las FARC de la lista de grupos terroristas" de la Unión Europea.

También se refirió a Israel y Palestina, al recordar al fallecido expresidente israelí Simón Peres -un "creador de esperanza"- con una apuesta por una solución de dos Estados que comparten la UE, Estados Unidos, Rusia y Naciones Unidas.

"Esta unidad debe preservarse y ampliarse", destacó la jefa de la diplomacia comunitaria.

Mogherini resaltó también los avances de varios países balcánicos para su futura adhesión a la UE, como Serbia, Bosnia-Herzegovina o Albania, y la necesidad de aportar seguridad y estabilidad a los vecinos de la Unión con una perspectiva de "cooperación regional", desde Ucrania hasta Azerbaiyán, pasando por Georgia, Moldavia, Armenia o Bielorrusia.

Subrayó el papel de la UE en Afganistán, donde Bruselas quiere apoyar la reconstrucción poniendo el acento en las mujeres y en la sociedad civil, y se refirió también a los ocho años de mandato del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

"En los últimos años, la UE y EEUU han trabajado codo con codo en cada dossier, de Siria al cambio climático, de Ucrania al proceso de paz en Oriente Medio. Ese trabajo continuará con la nueva administración", pronosticó Mogherini.