Patricia Hernández, Olivia Delgado y Olga Cáceres se reúnen con las ‘Kellys’ de Gran Canaria


La presidenta del Grupo Parlamentario Socialista, Patricia Hernández, la senadora del PSOE por Tenerife, Olivia Delgado, y la concejal de Igualdad en Santa Lucía de Tirajana, Olga Cáceres, se reunieron este jueves con una representación de las camareras de piso de Gran Canaria, a quienes garantizaron todo el apoyo del partido en cuantas acciones decidan emprender para defender sus derechos laborales y mejorar las condiciones bajo las que desarrollan su trabajo.

En un encuentro celebrado en Santa Lucía de Tirajana, cuyo ayuntamiento fue la primera institución de Canarias donde se debatió este asunto gracias a una iniciativa del PSOE, las trabajadoras y las representantes socialistas hablaron durante largo rato del día a día de una profesión fuertemente feminizada y donde estas mujeres sufren una enorme discriminación laboral, precisamente por razones de género.

Patricia Hernández recordó que durante la etapa del PSOE en el Gobierno de Canarias en la actual legislatura, el departamento que dirigía, la Consejería de Empleo y Política Social, encargó al Instituto Canario de Seguridad Laboral (Icasel) un primer estudio sobre las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores de los establecimientos turísticos.

Explicó que con las conclusiones de este estudio, que se trasladaron a la Inspección de Trabajo, a los empresarios y a los sindicatos, se creó una comisión paritaria con representación de todas las partes para analizar la información recabada y poder así actuar para mejorar las condiciones laborales. También destacó la importancia del trabajo realizado en el marco del Plan contra la Explotación Laboral puesto en marcha por el PSOE en el Gobierno, iniciativa que dejó preparada para este año antes del cese de los consejeros socialistas en diciembre de 2016.

Por su parte, Olivia Delgado señaló que el PSOE ha registrado una petición de comparecencia en el Senado y una proposición de ley en el Congreso para la modificación del artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores encaminada a igualar las condiciones laborales de los trabajadores subcontratados respecto a los de las empresas matriz.

Remarcó que la necesaria derogación de la reforma laboral del PP continúa estando muy clara para el PSOE y aseguró que el Grupo Socialista, tanto en el Congreso como en el Senado o en el Parlamento de Canarias, está abierto a apoyar toda iniciativa que presente cualquier otro grupo para aliviar la carga de trabajo de estas profesionales y mejorar sus condiciones.

SI ELLAS PARAN, SE PARA CANARIAS

La reunión celebrada en Santa Lucía de Tirajana se convirtió en un foro de intercambio de ideas donde las ‘Kellys’ volvieron a poner sobre la mesa las múltiples calamidades que afrontan en su día a día laboral. Mientras las pernoctaciones han aumentado en Canarias un 22 por ciento, las condiciones retributivas del colectivo continúan intactas y, en muchos casos, peores que antes de la crisis. El personal es el mismo que en 2008, pero la carga laboral aumenta sin que estas trabajadoras cobren más por ello.

El hecho de que estas mujeres ya no tengan miedo a contar lo que está ocurriendo en su trabajo ha permitido que la sociedad sepa de sus problemas de salud, de la ansiedad con llegan a sus casas tras la jornada, de la frustración ante la imposibilidad de promoción o del maltrato laboral que padecen a diario.

Denuncian además la “pared del PP” con que tropieza cada iniciativa parlamentaria encaminada a mejorar la situación mientras que ellas continúan limpiando más de 20 habitaciones al día por dos euros cada una, luchando por lograr que se rebaje la edad de jubilación, trabajando incluso enfermas para no perder medio sueldo en una baja laboral y siendo despedidas el día en que físicamente no pueden continuar con ese trabajo, porque para ellas no se contemplan alternativas como el paso a otra categoría.

“El día en que nosotras paremos, se para Canarias. No estamos pidiendo que nos regalen nada porque, a pesar de todo esto, seguimos amando nuestro trabajo. Solo queremos tener una vejez digna”.