El PSOE ve bochornoso el pasotismo del Gobierno canario ante el problema del acceso a la vivienda


El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Iñaki Lavandera, consideró ayer bochornoso el pasotismo del Gobierno canario ante el problema del acceso a la vivienda en las islas. “El Gobierno de CC parece no tener capacidad para abordar esta cuestión, hasta el punto de que ni siquiera lo ve como un problema”, dijo en sesión plenaria.

En su intervención, subrayó que, mientras tanto, “miles de familias siguen empobreciéndose, dejándose la mitad de su sueldo en la vivienda, teniendo que emigrar hacia las afueras de los principales núcleos urbanos, sufriendo colas, gastando más dinero en gasolina o en el precario transporte público, perdiendo horas y horas de su vida en la carretera”.

Lavandera afirmó que existen medidas que se podrían ejecutar de manera inmediata, mientras que de otras que ya se han aprobado en la Cámara aún no hay noticias. “Reaccionen, sean responsables y, en nombre de las familias canarias, hagan algo”, dijo.

Como recordó, en la determinación del precio de la vivienda se dan, en el caso de la demanda, factores demográficos, económicos, financieros y fiscales: como son tanto los impuestos que se pagan como los beneficios fiscales derivados de la compra o alquiler de la vivienda, mientras que en la oferta intervienen la disponibilidad de crédito, el stock existente o los costes de construcción, así como la disponibilidad de suelo, la oferta de vivienda pública, o la rentabilidad esperada a otros usos de la vivienda como es el caso de la vivienda vacacional.

Explicó que Canarias lideró el incremento del precio de la vivienda en 2016 junto con Baleares, tasas de crecimiento interanual cercanas al 8 por ciento mientras que en otras comunidades aún sigue bajando el precio desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, “aumento que en determinados municipios es alarmante y propio de la formación de una nueva burbuja inmobiliaria”.

Precisó que este aumento durante los dos últimos años en ciertos municipios supera con creces la media canaria del 7,1 por ciento, como es el caso de Arrecife (10,6 por ciento), Puerto del Rosario (10,6), Las Palmas de Gran Canaria (9,4), San Bartolomé de Tirajana (22,7), La Oliva (44,4), Adeje (13,4), Arona (31,0) o Granadilla de Abona (16,1 por ciento).

Añadió que lo mismo sucede con los precios de alquiler, incluso de forma más acentuada y con crecimientos espectaculares entre 2014 y 2016, como es el caso del 27,3 por ciento en Adeje, 43,8 en Arona, 29,8 en Granadilla de Abona o 29,4 por ciento en Puerto de la Cruz, frente a una media en Canarias del 16,7 por ciento.

El portavoz afirmó que con estos incrementos y unos salarios estancados, las familias canarias “no pueden desarrollar un proyecto en común ni acceder a una vivienda digna ni evitar situaciones que deben avergonzar a un Gobierno como es ver a familias acampadas protestando frente a nuestras instituciones por no tener un techo”.

GOBIERNO NOQUEADO Y PERDIDO

Iñaki Lavandera sostuvo que el Gobierno de Canarias “es especialista en la improvisación, sin ideas, sin rumbo, pero la ciudadanía exige respuestas”, por lo que habló de la necesidad de poner suelo a disposición para nuevas promociones, defendió que el Gobierno haga uso de las declaraciones de interés general de las promociones de vivienda pública, “algo de lo que no dice nada”, y abogó por facilitar la compra o el alquiler mediante la fiscalidad. “El Gobierno de Canarias podría actuar en vez de seguir con las manos cruzadas”, remarcó.

Asimismo, destacó como uno de los principales problemas del encarecimiento el hecho de que los sueldos no están evolucionando al mismo ritmo. “Los sueldos no crecen, uno de cada dos canarios gana menos de mil euros, uno de cada tres gana menos del salario mínimo interprofesional, los pensionistas pierden poder adquisitivo y cada vez son más los parados sin prestación por desempleo, por cierto, con el apoyo del presidente Clavijo y de CC a los presupuestos generales del Estado”.

En cuanto al problema de la financiación, preguntó si el Gobierno piensa articular medidas para facilitar el acceso para la compra y para la promoción de vivienda protegida. Abordó también la vivienda vacacional e hizo hincapié en que lo que puede ser un alivio y una forma de acceso de renta “se está convirtiendo en una pesadilla para las familias más humildes que viven de alquiler”. Instó al Ejecutivo a acometer “acciones urgentes” y a que deje de “mirar para otro lado, porque este problema se va agravando mes a mes”.

Lavandera subrayó que el Gobierno canario “está perdido, noqueado frente a los acontecimientos, sin capacidad de reacción, sin rumbo”, por lo que el PSOE, dijo, lleva soluciones al Parlamento como puede ser realizar actuaciones sobre el parque de vivienda, tal y como ya defendió en una propuesta para aumentar en mil viviendas el parque público. Recordó que el PSOE ya había presentado esta propuesta al Fdcan, “pero CC la rechazó, condenando a las familias canarias a la espera, al empobrecimiento, a la falta de esperanza en poder formar un hogar”.

Otras propuestas, resumió, serían impulsar la reserva de suelo en los planes generales para la construcción de vivienda protegida, la adopción de medidas fiscales, combatir la explotación laboral, actuar frente la precariedad y también con medidas para regular el alquiler vacacional. “Déjense de acciones inútiles que no van a llevar a ningún punto, como el recurso al fallo del Tribunal Superior de Justicia, pues esta no es la solución. Dejen de utilizarlo como pantalla a su incapacidad, a su falta de ideas”, concluyó.