Aprobada por unanimidad la propuesta del PSOE para declarar Patrimonio de la Humanidad la Bajada de la Virgen de Las Nieves


El Parlamento de Canarias aprobó hoy por unanimidad la propuesta del PSOE por la que se pide al Gobierno de Canarias que redacte y firme un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y el Cabildo de La Palma para la instrucción y consecución del expediente a consideración de la Unesco para la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad a los festejos de la Bajada de la Virgen de las Nieves.

La propuesta fue defendida en comisión parlamentaria por la diputada del PSOE por La Palma, María Victoria Hernández, quien destacó los valores culturales con que cuentan los festejos de la Bajada de la Virgen de las Nieves, que se celebran cada cinco años y conservan características únicas, diferenciadas, originales y arraigadas profundamente en el pueblo. “En esas fechas, cientos de personas se apresuran a ser protagonistas directos, y diríamos por heredad de siglos, a participar en los diferentes números festivos que anuncian el regocijo popular”, dijo.

Como recordó, la Bajada de la Virgen de Nuestra Señora de las Nieves fue instituida por el obispo de Canarias Bartolomé García Ximénez en 1676. "En sus 68 ediciones (desde 1680 hasta 2015) las fiestas del traslado de la Virgen de las Nieves desde su templo hasta la ciudad de Santa Cruz de La Palma se han convertido en una de las convocatorias más genuinas del calendario festivo español, lo que se sustenta en una serie de valores que, en su conjunto y secuencia, expresan una de las formas de identidad que más y mejor han definido el carácter isleño”.

María Victoria Hernández remarcó que se trata de una "fiesta de profundo significado, conservadora de numerosas formas lúdicas del Siglo de Oro y repleta tanto de originalidad como de auténticas y únicas reliquias del periodo barroco". La convocatoria destaca, además, por un conjunto de aspectos singulares (antigüedad, ritualidad, simbolismo, acervo histórico, multiplicidad, creatividad, renovación, participación popular o autenticidad) "y que, en definitiva, otorgan a los festejos lustrales de La Palma una serie de rasgos devocionales, antropológicos y patrimoniales de enorme calado e interés que superan el interés local para pasar al universal”. A su juicio, las características de estos festejos "reúnen los requisitos reglados por Unesco para su declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”.