Simancas ve una "fiesta de rapiña y saqueo de arcas" en los casos de corrupción en Madrid


El diputado del PSOE Rafael Simancas ha asegurado hoy que los presuntos casos de corrupción en los que se investiga al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González fueron una "gran fiesta de rapiña y saqueo en las arcas públicas".

A juicio de Simancas, las investigaciones judiciales que han llevado a González a la cárcel confirman ahora que el transfuguismo de dos parlamentarios que en 2003 le impidió ser presidente regional, en el denominado "Tamayazo", se debió a que había quienes "estaban preparados para saquear las arcas de la Comunidad de Madrid".

En mayo de 2003, dos diputados del PSOE, Eduardo Tamayo y Teresa Sáez, se ausentaron del pleno e impidieron que los socialistas e IU arrebataran la Presidencia de la Asamblea a los populares.

Para el exsecretario general del Partido Socialista de Madrid, la "maniobra artera y antidemocrática" que impidió que fuera presidente regional se debió a que algunos tenían "preparada una gran fiesta de rapiña y de saqueo en las arcas públicas madrileñas".

Por ello, "no podían dejar gobernar a un gobierno decente aunque hubiera obtenido el respaldo democrático", ha asegurado.

Ha ahondado en esta cuestión al sostener que ese "saqueo" afectaba tanto a los contratos públicos como al manejo de las empresas madrileñas en el extranjero, la privatización de servicios públicos y las recalificaciones urbanísticas.

Simancas ha agregado que lo que más le duele de todo ello es el dinero que "han robado" a los madrileños y que se ha perdido para los servicios públicos de la Comunidad de Madrid.

Por ello, ha reclamado que por encima de dimisiones, responsabilidades políticas o encarcelamientos se obligue a los responsables a devolver "el dinero que tienen en Suiza, las islas Caimán, en Gibaltrar o donde lo tengan".