Federica Mogherini: "La UE afirma firmemente y unida que está comprometida a reforzar el trabajo en seguridad y defensa, fortaleciendo nuestra capacidad de actuar como proveedor de seguridad en todo el mundo"


Los ministros de Defensa de la Unión Europea reafirmaron hoy su compromiso con diferentes iniciativas para reforzar la política exterior y de seguridad común, incluida la posibilidad de que los países más ambiciosos desarrollen antes de que acabe el año una cooperación reforzada estructurada.

"La UE afirma firmemente y unida que está comprometida a reforzar el trabajo en seguridad y defensa, fortaleciendo nuestra capacidad de actuar como proveedor de seguridad en todo el mundo", declaró la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, en una rueda de prensa al término del Consejo sobre las conclusiones que adoptaron los ministros unánimemente.

Mogherini confió en que sigan avanzando "al mismo ritmo y con la misma determinación y unidad el trabajo concreto con vistas al Consejo Europeo de junio".

En esas conclusiones, los ministros reiteraron que la cooperación permanente estructurada (PESCO) debe estar abierta a todos los Estados miembros que quieran "hacer los compromisos vinculantes necesarios y cumplan los criterios" de participación, a fin de que dé un valor añadido a la defensa común.

Según fuentes comunitarias, esos criterios serán definidos en junio de manera suficientemente ambiciosa.

España, Francia, Alemania e Italia son los grandes defensores de esta iniciativa -que debe aprobarse por mayoría cualificada en el Consejo-, que no obstante levanta recelo entre los países del este, pues temen que se forme una Europa "a dos velocidades" en defensa.

Los ministros acordaron hoy sobre la gobernanza de la PESCO, una vez esté en marcha, que todos los países sean informados sobre sus actividades para garantizar transparencia, aunque sólo los participantes tengan derecho a voto y a decidir sobre los proyectos.

Mogherini señaló que espera que esos proyectos puedan estar listos "en las próximas semanas".

Durante la reunión informal de ministros de Defensa comunitarios en Malta a finales de abril la titular española, María Dolores de Cospedal, apuntó la posibilidad de que España liderara diferentes módulos de la PESCO en materia de certificación aérea, logística o dirección y operaciones.

"El Consejo pondrá la PESCO en marcha lo antes posible; volverá sobre el asunto preferiblemente en junio", añadió Mogherini sobre una iniciativa que "está contemplada" en los tratados y que si no se emplea "nos hace perder parte de nuestros recursos".

Por lo que se refiere a otra iniciativa de bandera en el refuerzo de la defensa europea, el cuartel de planificación y conducción de operaciones (MPCC) no ejecutivas (no de combate), todos los ministros reafirmaron su compromiso político para ponerlo en marcha.

"La decisión sobre ello ya no requiere ninguna decisión política más, está finalizada", indicó Mogherini, quien señaló, sin embargo, que para concluir el acta legal para que empiece a funcionar será aún necesario "un par de días más de trabajo".

El Reino Unido había manifestado reticencias a cierta terminología en la redacción del texto y, en especial, a que pudiera llamarse "cuartel general".

Además, los ministros dieron hoy directrices políticas para "trabajar más en los costes comunes" para desplegar los grupos de combate europeos, donde ha estado "una de sus mayores dificultades en sus últimos diez años", reconoció Mogherini, y agregó que aún faltan "meses de trabajo" para "eliminar las barreras económicas".

Preguntada por el "brexit", la jefa de la diplomacia comunitaria dijo que el Reino Unido sigue siendo un Estado miembro "pleno" de la UE y que todavía no están discutiendo "cuál será" su cooperación en defensa como un país tercero.

En opinión de Mogherini, Londres mantendrá "un papel constructivo" mientras siga dentro de la Unión.

"Veo por un lado la clara muestra de que el Reino Unido quiere seguir siendo un socio de la UE cuando se haya ido en seguridad y defensa; tendremos que ver las modalidades para esto", comentó, y recordó que un país tercero no toma decisiones sobre las misiones, pero puede contribuir a ellas.

Recalcó que el reino Unido es un actor "importante" en el ámbito de la defensa, "pero nada comparable con los otros 27 Estados miembros juntos".