El Periódico | 1886
     Suscríbase gratis
actualizado 12:45 PM UTC, May 26, 2017

El PSOE cree que el Gobierno se esconde y no comparece en el Senado para no dar la cara tras los últimos casos de corrupción


El PSOE cree que el Gobierno se esconde y no comparece en el Senado para no dar la cara por los casos de corrupción del Partido Popular conocidos esta semana, entre los que se encuentra la citación para declarar como testigo al propio Mariano Rajoy en el juicio del caso Gürtel, o las recientes detenciones de la Guardia Civil en el marco de la “operación Lezo” en las que, entre otros, resultó detenido el ex presidente madrileño del PP, Ignacio González.

Así lo valora la dirección de los socialistas en el Senado tras conocerse que ni Rajoy, ni la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ni otros cuatro ministros, comparecerán en la Cámara Alta para someterse al control parlamentario de la oposición este próximo martes. Junto a la ausencia del presidente, de viaje en Brasil, y de la vicepresidenta, tampoco estarán en este pleno los titulares de Exteriores, Industria, Educación y Agricultura.

La dirección socialista trasladará su malestar en la Junta de Portavoces del próximo martes, por lo que considera una falta de respeto del Ejecutivo a la Cámara Alta y a la labor de control al Gobierno al que tiene derecho la oposición. Se da además la circunstancia de que la sesión de control al Gobierno del martes será la única a la que se someta el Ejecutivo en cinco semanas, ya que en el Congreso no habrá control hasta el 10 de mayo al estar tramitándose los PGE para 2017. Una maniobra del Gobierno que el PSOE considera “inaceptable”.

A pesar de las ausencias, que han limitado la posibilidad del PSOE y del resto de los grupos de preguntar al Presidente y a la Vicepresidenta por la corrupción en el Canal de Isabel II, o las comparecencias de Rajoy y Aguirre en el juicio de la Gürtel, el PSOE pedirá explicaciones al titular de Justicia, Rafael Catalá, por el papel desempeñado por la Fiscalía Anticorrupción ante las informaciones que delatan que el fiscal Manuel Moix intentó desbaratar la investigación de la “Operación Lezo” que ha dejado hasta ahora la detención del ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.