El PSOE pide al gobierno que se involucre en la solución del conflicto de la estiba, haciendo de facilitador del acuerdo entre las partes


El portavoz socialista de Fomento, César Ramos, ha denunciado hoy, en nombre de su grupo parlamentario, “la dejación de funciones” que están haciendo el gobierno y el ministro de Fomento en la gestión del conflicto de la estiba. “El Ministro de Fomento se equivoca al creer que su responsabilidad terminó con la aprobación del decreto en el Congreso, cuando está en su mano ayudar a solucionar el conflicto que se ha creado y que los puertos vuelvan a la normalidad lo antes posible”, incidió el diputado socialista.

“Para eso le volvemos a pedir que se arremangue, se siente a la mesa con los sindicatos y la patronal para hacer de facilitador del acuerdo y que ponga a su disposición las herramientas y recursos normativos necesarios para garantizar el complimiento de los acuerdos”, subrayó Ramos.

El parlamentario socialista consideró también que ministro de Fomento “demuestra una gran irresponsabilidad al no querer ser consciente del efecto que puede tener tanto en los puertos, como en la economía y el tejido productivo español, la prolongación de la huelga. El gobierno tiene en su mano evitarlo, pero para eso se tiene que poner a trabajar en ello y dejar de esconder la cabeza, como ha hecho hasta ahora”.

“Además queremos pedir a las partes que hagan un esfuerzo para llegar a un acuerdo lo antes posible, basándose en el preacuerdo que alcanzaron a finales de marzo, reiteró el responsable socialista de Fomento. Además, en este sentido, reconoció “el esfuerzo, la actitud de diálogo y la búsqueda de consenso que han mantenido sindicatos y patronal durante este proceso, algo que contrasta con la actitud del gobierno que ha sido la contraria y que está dificultando la solución definitiva para la nueva regulación de la estiba”.

“Entendemos y respetamos el uso de las herramientas que tienen en sus manos tanto patronal como sindicatos para llegar a un buen acuerdo, como es el ejercicio del derecho a huelga”, explicó Ramos para añadir que, “siendo conscientes de la repercusión que puede tener en nuestros puertos y tejido productivo, les pedimos que intensifiquen la negociación hasta llegar a un acuerdo, y que el gobierno no eluda sus responsabilidades”.

Por último, ha recordado que desde el Grupo Socialista “siempre hemos defendido que la solución tenía que pasar obligatoriamente por el cumplimiento de varios elementos: cumplimiento de la sentencia europea, garantía de los puestos de trabajo y las condiciones laborales, competitividad de los puertos españoles y la paz social. Con la aprobación del decreto solo se cumple la primera, por lo que también es responsabilidad del gobierno el cumplimiento del resto de condiciones”.