El PSOE advierte de que el Presupuesto para 2017 certifica más déficit y una nueva caída del poder adquisitivo del pensionista


El portavoz del PSOE en Seguridad Social, Francisco Javier Oñate, ha alertado de la llegada de una inminente generación de pensionistas pobres y ha advertido de que el futuro de las pensiones en nuestro país es muy incierto con la nefasta gestión del Gobierno del PP. En este sentido, ha asegurado que los Presupuestos Generales del Estado para 2017 certifican más déficit y una nueva caída del poder adquisitivo del pensionista.

Oñate ha calculado que una pensión mínima a día de hoy asciende a 637 euros pero en 10 años pasará a 528 euros, en 20, a 414 y en 30, a 302. “¿A eso se le llama pensiones o subsidios? Los socialistas nos resistimos a que el sistema siga viviendo a costa de que mueran las propias pensiones”, ha asegurado.

El senador murciano ha intervenido en la Comisión de presupuestos de la Cámara Alta y ha recordado al Secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, que ya le pronosticó hace un año que el déficit público superaría los 17.000 millones de euros debido al falseamiento de las cuentas y la previsión de ingresos imposibles por parte del Gobierno. “La realidad se ha mostrado mucho más contundente que mi vaticinio y el quinto año de gobierno de Rajoy es el peor en términos macroeconómicos para la Seguridad Social, alcanzando el mayor déficit, muy próximo a los 19.000 millones de euros y la mayor disposición del fondo de reserva”, ha señalado.

Francisco Javier Oñate ha indicado que este año tampoco se iniciará la senda del equilibrio de la Seguridad Social y ha puntualizado que “lo delata este presupuesto, que decreta la defunción virtual del fondo de reserva. Quedan 15.000 millones de euros y las necesidades de disposición serán aún superiores”. En este punto, ha asegurado que la solución ideada por el Gobierno no es la más idónea: “Ahora se recurre a un préstamo de 10.193 millones del Estado a devolver en 10 años y, de esta forma, se recarga de forma notable el déficit”.

Oñate ha ironizado sobre la mala planificación del Ejecutivo del PP y ha afirmado que “este año se cuadra el círculo porque se va a pagar con los ahorros del pasado, y lo que falte, lo van a poner de lo que tengan que disponer los prestamistas del futuro. ¿Y el presente para cuándo?”.

El senador murciano ha advertido de que “no se van a alcanzar los ingresos previstos de 110.000 millones de euros debido a las pésimas consecuencias de la reforma laboral y a las políticas de empleo que se aplican desde el Ministerio. El objetivo de déficit no será del 1,4%. Será superior”.

A continuación, ha subrayado que “si el año pasado, el quinto con Mariano Rajoy en la Moncloa, ha sido malo, este 2017 completará el set de la era Rajoy. Un 6-0 de desequilibrio de la Seguridad Social”.

Francisco Javier Oñate ha aclarado que “este déficit estructural al que se nos aboca no es inocente. Tiene un objetivo político: dar cobertura a las medidas que adoptaron con el Decreto de la Ley 2013, un atropello a los principios del sistema”. Oñate ha alertado de que “andamos a una generación de pensionistas pobres si la historia no se corrige. Desde el propio Gobierno se prevé que lo que en 2018 será el 100% de la pensión inicial de los pensionistas, en 2060 será el 82% con una fuerte acumulación de perdida por IPC y por la evolución de la demografía. En el plazo de 30 años se va a partir por dos el poder adquisitivo de las pensiones”.

Por último, ha expuesto al Secretario de Estado un “dato melancólico” sobre la calidad del empleo y ha indicado que el año 2016 acabó con 619.133 afiliados más que en 2011 pero se ingresaron 1.800 millones menos en cuotas. “En definitiva, han apostado por una legislación que no favorece la calidad del empleo”, ha apostillado.