El PSPV presenta enmiendas para exigir adelantar un año las inversiones del Corredor Mediterráneo


La diputada socialista en el Congreso de los Diputados, Ana Botella, ha presentado esta mañana las enmiendas que el PSPV ha planteado a los presupuestos generales del Estado de 2017. En toda la Comunitat Valenciana los socialistas exigen que la inversión por habitante sea como mínimo de 270 euros, es decir, 2,3 veces más de lo que ha previsto el Gobierno de Mariano Rajoy, y exigen “acelerar al menos un año las inversiones de una infraestructura de vital importancia para la economía y la sociedad valenciana, como es el Corredor Mediterráneo”, ha declarado la cabeza de lista de los socialistas por València.

Del mismo modo ha destacado que “todas las propuestas que los socialistas valencianos hemos realizado al grupo en el Congreso para conseguir financiación en todos los órdenes que necesitamos han sido incluidas en este proyecto y son las claves para que en este ejercicio sean ejecutables”. Ana Botella ha puesto en valor el “gran esfuerzo” que desde grupo socialista en el Congreso se ha realizado para plantear esta batería de enmiendas que “le van a poner muy difícil al Gobierno de España no atender nuestras prioridades”. “Son cuestiones de justicia e inversiones que se reclaman desde la ultima legislatura, año tras año” y con los planteamientos “realistas que hemos hecho desde el grupo socialista “no hay excusas para la no financiación”.

Corredor Mediterráneo

En la Comunitat las enmiendas más cuantiosas corresponden a las áreas de infraestructuras de transporte y comunicación. En las que afectan al Corredor Mediterráneo, que están divididas en varias partidas que corresponden a las distintas fases del proyecto, los socialistas proponen recortar en al menos un año el plazo de ejecución, al adelantar la anualidad de 2018 a 2017. Así, para las actuaciones más genéricas del Corredor Mediterráneo exigen 10,3 millones, y para proyectos concretos como, por ejemplo, para el tramo València-La Encina piden 124 millones para este ejercicio, 60,2 millones para el AVE en la provincia de Castellón, 18,7 millones en Alicante, y tres millones para la provincia de València. Con respecto al Corredor Cantábrico, ha explicado la diputada, se han presentado enmiendas por valor de 57,5 millones de euros más, y para el servicio público de Cercanías 50 millones, “una cuantía indispensable para la mejora de las líneas”. También, ha añadido Botella, “se ha exigido 10 millones de euros para la reposición del parque público de viviendas en la Comunitat Valenciana”.

Transporte Metropolitano, Parque Central, T2 y Cabanyal

Botella, que ha estado acompañada por el concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de València, Ramón Vilar, también ha explicado las enmiendas de infraestructuras que afectan a la ciudad. Así, ha desglosado que para la Autoridad de Transporte Metropolitano los socialistas exigen 38 millones de euros, así como que el Gobierno asuma los 135 millones de deuda de la sociedad Parque Central, 15 millones para las obras de la T2, seis millones para la rehabilitación del Cabanyal, y dos millones para mejoras en la Comisaría de Zapadores.

Vilar ha calificado los PGE2017 de “antivalencianos”. “Nos discriminan por la infrafinanciación permanente y por el maltrato en los presupuestos en cuanto a las inversiones” ha denunciado al tiempo que ha advertido de que “si no se atienden las reivindicación de los valencianos y valencianas es porque desprecian esta Comunitat”. En esta línea Vilar también ha denunciado que se trata de unos presupuestos que “atentan gravemente contra la autonomía municipal” y ha lamentado incluso que aquellos ayuntamientos que cumplen con todas las exigencias de Rajoy no puedan utilizar los remanentes de tesorería en inversiones y servicios “porque han tomado como rehenes de la negociación presupuestaria a los ayuntamientos”.