El PSOE insta a la ministra de Medio Ambiente a tener liderazgo y dar un enfoque integral para solucionar el problema de la contaminación en España


MADRID, 5/4/2017.-La diputada socialista Pilar Lucio se dirige desde la tribuna de oradores a la ministra de Agricultura,Isabel García Tejerina, durante el pleno del Congreso de los Diputados, celebrado hoy.EFE/ Sergio Barrenechea MADRID, 5/4/2017.-La diputada socialista Pilar Lucio se dirige desde la tribuna de oradores a la ministra de Agricultura,Isabel García Tejerina, durante el pleno del Congreso de los Diputados, celebrado hoy.EFE/ Sergio Barrenechea

La portavoz socialista de Energía, Pilar Lucio, ha defendido hoy una interpelación socialista a la ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, sobre la política del Gobierno respecto de la adopción de medidas para la reducción inmediata de la contaminación atmosférica y la revisión del modelo energético. Lucio ha subrayado que “la contaminación es una amenaza para la salud y para el medio ambiente”, razón por la que el Grupo Socialista ha interpelado al Gobierno en la sesión de control del Congreso, para saber “cuál es la política general puesta en marcha en materia de contaminación”. Además criticó que el Gobierno “no haya sabido dimensionar de forma suficiente este asunto para actuar en consecuencia”.

La responsable socialista hizo alusión a los recientes informes, como el de la Agencia Europea de Medio Ambiente, el de la Organización Mundial de la Salud (OMS), o la estadística del INE sobre defunciones. Así, resaltó que según la OMS “la polución daña la salud más de lo que se creía” y destacó algunos titulares de la prensa como que “la contaminación por partículas ha matado a 26.830 personas en España en una década”, o que “España se asfixia. Las muertes por enfermedades respiratorias aumentan un 18 por ciento”, para dar cuenta de la “alarma social” que esto produce. Unos titulares que para Lucio “están dando cuenta de una realidad y es que no se está haciendo lo suficiente para reducir los niveles de contaminación atmosférica y que además estamos incumpliendo compromisos con la Unión Europea que tanto queremos e invocamos”.

Problema de salud

La diputada socialista señaló que sólo en Barcelona cifran en 3.500 los muertos anuales por la mala calidad del aire e incidió en que la OMS “advierte del notable incremento de las enfermedades cardiorrespiratorias y otras como neumonía, cáncer, enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, asma, alergias, y admite que los efectos de la contaminación son mucho mayores que lo que se esperaba hace apenas 8 años”. También la OMS acaba de hacer público un informe en el que recomienda “endurecer” la legislación anticontaminación. Y por si fuera poco, citó que “son 29.980 muertes prematuras al año, según la Agencia Europea del Medio ambiente” y se requiere de “un mayor esfuerzo local, regional y nacional para hacer frente a esta situación”.

Lucio criticó que a pesar de estos datos, España incumple la directiva 2008/50, sobre la calidad del aire ambiente. En este punto, la portavoz socialista recordó que “la Comisión Europea les ha dado dos meses para tomar medidas y reducir los niveles de dióxido de nitrógeno. Ya ha pasado más de un mes y medio y aún no conocemos cuáles son esas medidas que ha tomado el Gobierno en esta materia. Le quedan menos de15 días para actuar y enviar a la Comisión sus medidas antes de que el Tribunal de Justicia europeo actúe contra nosotros”. “Solo conocemos que existe un plan nacional de calidad del aire que duró hasta el pasado año que parece que no ha funcionado”, destacó, por ello pidió a la ministra una evaluación de dicho programa y que informe de si existe un nuevo programa en marcha y cuáles serían las principales medidas y el presupuesto para abordarlas.

“Estas son las consecuencias directas de la actitud negligente a la hora de valorar el origen de la contaminación atmosférica y de diseñar políticas públicas eficaces para evitar su impacto”, le reprochó Lucio a Tejerina y le recordó que “la contaminación y el cambio climático son variables dependientes de otra que es el modelo energético”.

La raíz del problema de la contaminación

La portavoz socialista señaló también, que según los distintos estudios e informes consultados la raíz de estos problemas se debe a las siguientes causas: “el tráfico rodado, ya que el transporte acumula el 23% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero de todo el sector energético. El transporte lleva un retraso considerable respecto a otros sectores como el de la generación de electricidad donde las renovables, aunque lentamente para las exigencias de los acuerdos de París, van aumentando su porcentaje de producción con emisiones 0”.Además, añadió que dicho sector “puede actuar como palanca dado que la evolución tecnológica en el diseño de vehículos eléctricos es imparable. También los vehículos propulsados a gas son óptimos para la eliminación de partículas”. Citó igualmente; “el cambio modal a ferrocarril y electrificación del transporte de mercancías y pasajeros”, entre otros. Al tiempo, Lucio se preguntó “qué se está haciendo en materia de implantación de vehículo eléctrico”.

Por otro lado, lamentó que “tenemos viviendas muy poco eficientes y se necesita de forma urgente un plan de rehabilitación y aislamiento que sea eficiente. Por otro lado, aún no se ha hecho la trasposición efectiva de la directiva de eficiencia energética y siguen quedando fuera los contadores individuales de calefacción que ahorrarían hasta un 30% del consumo”. Además, resaltó que “la contaminación industrial es otro de los factores determinantes para la calidad del aire, así como la mala gestión de los residuos industriales y municipales”.

El papel de los ayuntamientos y el gobierno central

“Solo apostando por la electrificación de vehículos personales o compartidos se puede reducir drásticamente la emisión de partículas contaminantes y para que esto sea posible hace falta una revolución en el sector eléctrico. Una revolución posible con voluntad política para: Incentivar la comprar de vehículos eléctricos; crear las infraestructuras necesarias para su recarga eliminando las trabas administrativas que ahora existen; ejercer un papel ejemplarizante de la administración pública comprando coches eléctricos y rehabilitando edificios públicos; promover la rehabilitación energética en edificios de zonas de rentas bajas; impulsar una fiscalidad ambiental que grave a quienes lo hacen mal, a quienes emiten partículas y Co2 y con esos fondos permitir los incentivos al nuevo modelo de movilidad”. También sugirió dotar a las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona de financiación para “reducir los costes de los billetes y reponer la flota por una más sostenible y con menos emisiones”.

Por otro lado, señaló que para “cumplir” con los objetivos que ha marcado la UE debería haber en España en el entorno de 4,4 y 6 millones de vehículos eléctricos en el año 2030, es decir entre un 50 y un 60% del parque móvil. Teniendo en cuenta que en el 2015 había 6.500. En el 2016 se vendieron 4.750 vehículos eléctricos, un 0,4% de los vehículos matriculados. A ese ritmo no llegamos a conseguir los objetivos, el esfuerzo que deberá hacer el Gobierno es mucho mayor que los 40 millones de euros que lleva invertido en este fin desde 2009”, le dijo Lucio a Tejerina.

Finalmente, la parlamentaria socialista destacó que el Ejecutivo “ha hecho un reparto competencial entre todas las administraciones” sobre este asunto, “pero si hace falta algo es liderazgo para cambiar muchas cosas y no parcelar los departamentos ministeriales, para dar un enfoque integral y para que todo el mundo se sienta concernido en resolver el problema de la contaminación. Es a usted a la que preguntan. Le toca a usted”, insistió.

Así, Lucio señaló que estos objetivos “no se consiguen con recortes al vehículo eléctrico u otras partidas”, porque “tenemos una oportunidad más allá de intenciones partidistas”. “Es un error estratégico no haber unido en un mismo Ministerio las competencias de energía y clima”, tras un acuerdo histórico como el Acuerdo de París, concluyó Lucio.