El Periódico | 1886
     Suscríbase gratis
actualizado 7:03 PM UTC, May 29, 2017

Soraya Rodríguez: “El CETA es un buen acuerdo -no perfecto- con un país que comparte estándares sociales, laborales y medioambientales con la UE


La diputada socialista Soraya Rodríguez / EFE / ARCHIVO La diputada socialista Soraya Rodríguez / EFE / ARCHIVO

La diputada socialista Soraya Rodríguez, ha definido al Acuerdo Económico y Comercial Global entre la Unión Europea y Canadá (CETA) como “un bueno acuerdo –no perfecto- con un país democrático y progresistas que comparte y respeta nuestros estándares sociales, laborales y medioambientales”.

Rodríguez ha destacado además la importancia estratégica del acuerdo en estos momentos en los que “el populismo proteccionista recorre Europa y gobierna en Estados Unidos”.

“El CETA beneficiará a la ciudadanía europea y canadiense, porque elimina prácticamente el 100% de nuestros aranceles, abre mercados, abre la contratación pública a las empresas y a pymes europeas a nivel subfederal en Canadá, y establece garantías que en la UE hemos conseguido”, ha defendido la diputada socialista.

En cuanto a los derechos laborales de los trabajadores, que según algunas fuerzas políticas se verán afectados, Soraya Rodríguez se ha mostrado sorprendida, aclarando que Canadá ha suscrito ya 7 de los 8 convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo, y ha iniciado la ratificación del último sobre el derecho a la huelga y la negociación colectiva. “Los trabajadores en nuestro país han perdido derechos y capacidad de negociación colectiva no por un acuerdo con Canadá, sino por la reforma laboral del PP”, ha subrayado.

Otro de los aspectos que la portavoz ha destacado durante su intervención en el pleno es el de la supuesta privatización de servicios públicos o la condicionalidad de las administraciones públicas, algo que ha negado rotundamente. “El derecho de los gobiernos en todos los niveles de la administración a facilitar el apoyo y potenciar la prestación de servicios que consideren públicos, incluidos, por supuesto, la educación, la sanidad, la vivienda, recogida de agua… queda intacto. No solo no hay ninguna exigencia de privatizar los servicios públicos, sino que no existe impedimento alguno para que los gobiernos devuelvan al ámbito público servicios que han sido privatizados”.

En otro de los puntos en los que la diputada se ha mostrado contundente ha sido en el de la resolución de conflictos, dejando claro que el CETA no plantea un una modificación del sistema de arbitraje privado, sino que rompe con él para establecer el origen del que será un Tribunal Multilateral de Inversiones, cuya configuración queremos que sea la misma que la Corte Penal Internacional o la del Tribunal de DDHH del Consejo de Europa, configurado por 15 jueces, nada de árbitros, nombrados por la UE y Canadá, sometidos a un código ético y de incompatibilidades de intereses jurídicos que estará sometido a revisión.

Argumentos todos ellos por los que el grupo socialista va a apoyar el acuerdo, que abre una vía por la que transitar para regular y gobernar la globalización del siglo XXI.

Por último, Rodríguez ha criticado la interposición del recurso previo de inconstitucionalidad presentado por Unidos Podemos, que de ser aprobado suspendería el procedimiento de este tratado y seria inadmitido por el TC, porque en lugar de presentar un recurso previo de inconstitucionalidad, han presentado un relato político.

Asimismo, ha evidenciado la contradicción de Unidos Podemos, que se oponen al acuerdo con Canadá y en el Parlamento Europeo votan a favor de que se conceda el estatuto de economía de mercado a China, un país con estándares sociales, medioambientales, laborales y democráticos muy alejados de los nuestros. “La izquierda no es aislacionista, nacionalista ni proteccionista… A esa supuesta izquierda le pasarían por la izquierda Le Pen, Trump y todo el populismo que recorre el mundo”.