Fernández denuncia que los Presupuestos son “insuficientes para atender las necesidades de las personas afectadas por los recortes”


El portavoz socialista de Sanidad, Jesús Mª Fernández / EFE / ARCHIVO El portavoz socialista de Sanidad, Jesús Mª Fernández / EFE / ARCHIVO

El portavoz socialista de Sanidad, Jesús Mª Fernández, ha criticado hoy, en el Pleno del Congreso, los presupuestos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, unos presupuestos –ha dicho - “insuficientes para atender las necesidades de las personas que se han visto afectadas por sus políticas de desigualdad y empobrecimiento”, y para hacer frente a “los objetivos de legislatura que anunció la ministra Dolors Montserrat”.

“Con estos presupuestos ya sabemos lo que significa para ustedes el Estado del Bienestar: más sanidad privada, peor sanidad pública, y sálvese quien pueda en protección social”, ha dicho. “No han aceptado ni una sola enmienda del PSOE. Le pido que no vuelva a hablarnos de Pacto por la Sanidad mientras ésta sea la actitud que ustedes mantienen”.

Para el portavoz socialista, “el Partido Popular deja en manos de las CCAA la responsabilidad de atender la sanidad y los servicios sociales, y se desentiende de sus responsabilidades sobre la protección de los más vulnerables: la pobreza infantil, las personas con dependencia o discapacidad, y la protección de los consumidores”.

En materia de sanidad, “la inversión pública en salud crecerá un punto menos que la economía, y como consecuencia seguirá perdiendo peso respecto al PIB: del 6,5% al 5,57% según sus previsiones enviadas a Bruselas”, ha señalado Fernández. “Nos quieren llevar a los puestos de cola de la inversión pública en salud, mientras la sanidad privada sigue creciendo y también el desembolso de los españoles para cuidar su salud sigue creciendo (+15% en estos últimos años)”, denunció. “Desde que ustedes gobiernan, el gasto privado medio por persona mayor de 65 años se ha incrementado en 89 euros, un 18%, mientras la pensión ha aumentado 2,5%”, ha añadido.

El portavoz socialista ha señalado que, con el rechazo de las enmiendas del Grupo Socialista, el Gobierno “abandona a las más de 800.000 personas que siguen excluidas de la atención sanitaria; a los miles de pacientes que en España se beneficiarían de un Fondo de Innovación de 150 millones para acceder a nuevos tratamientos, como los de la Hepatitis C; a los miles de pacientes con enfermedades poco frecuentes que se beneficiarían de un Fondo de Cohesión con 100 millones que ustedes suprimieron y que les permitiría acudir a los Centros de Referencia especializados del SNS; a los ciudadanos de Ceuta y Melilla, dos ciudades con servicios sanitarios muy deficientes; y a los ciudadanos de Cantabria, al no cumplir con las obras de reforma del Hospital de Valdecilla”.

Por lo que se refiere a los Servicios Sociales, “este Gobierno niega la existencia de la pobreza infantil o las más de 329.000 personas con dependencia en lista de espera”, ha denunciado. En este ámbito –ha enumerado- el Gobierno ha vetado incrementar la cuantía de la prestación por hijo a cargo para que lleguen a 2,3 millones de niños y niñas que sufren pobreza en España; incrementar la dotación del Plan Concertado en 100 millones de euros; dotar los Planes de Inclusión, Infancia y Adolescencia, de apoyo a las Familias y de Discapacidad; recuperar el nivel convenido para Atención a la Dependencia por importe de 283 millones de euros; declarar ampliables los créditos correspondientes al nivel mínimo; o recuperar el presupuesto de Teleasistencia.

Además, ha continuado, “incumplen el mandato de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social para alcanzar la plena accesibilidad física y tecnológica antes del 4 de diciembre de 2017, negándose a apoyar el Fondo estatal de accesibilidad universal, dotado con el 1% del presupuesto ejecutado en obra pública y sociedad de la información que nosotros les hemos propuesto”.

Jesús Mª Fernández ha asegurado que el Grupo Socialista quiere además “recuperar los programas de prevención y reducción de daños como consecuencia de las adicciones, en colaboración con Comunidades Autónomas y ONGs, apoyar la investigación, y dotar nuevos planes para enfrentar el consumo de alcohol en menores o las nuevas adicciones”.

“A ustedes tampoco les preocupan los consumidores, puesto que han reducido los presupuestos para apoyar las políticas de consumo en más de un 15% respecto a 2011”, finalizó