Mercè Perea denuncia que el déficit de la Seguridad Social "no es neutro, ni baladí, ni casual”


La portavoz de la Comisión de Evaluación y Seguimiento del Pacto de Toledo, Mercè Perea. | EFE/archivo. La portavoz de la Comisión de Evaluación y Seguimiento del Pacto de Toledo, Mercè Perea. | EFE/archivo.

La portavoz de la Comisión de Evaluación y Seguimiento del Pacto de Toledo, Mercè Perea, ha denunciado hoy que, “no es neutro, ni baladí, ni casual que el Gobierno, en vez de buscar alternativas para de solventar el desequilibrio de la Seguridad Social haya hecho dejación de sus obligaciones y, en ocasiones, haya contribuido a su inestabilidad con políticas regresivas en ingresos”.

Después de que se haya sabido que la recaudación por cotizaciones sociales queda 15.000 millones por debajo de lo previsto por el Gobierno (se han recaudado 102.000 millones sobre los 117.000 previstos), la diputada constata que el PP “ha reconvertido en déficit estructural lo que era coyuntural”. Por ello, ha solicitado de nuevo la comparecencia de la ministra de Empleo y Seguridad Social en la Comisión para que dé cuenta de la estimación del cierre provisional de las cuentas de la Seguridad Social 2016 y de las medidas a adoptar a corto, medio y largo plazo de saneamiento del déficit.

Para Perea, se trata de “una estrategia perfectamente diseñada desde que la reforma laboral del 2012 precarizó el mercado laboral y devaluó los salarios, seguida por la reforma de las pensiones, que reconfiguró, sin consenso e ignorando al Pacto de Toledo, un nuevo modelo de pensiones”. En este sentido, ha recordado que los pensionistas españoles “perderán en los próximos 10 años un 20% en su poder adquisitivo”, además de sufrir otras medidas como el copago farmacéutico. Desde el inicio del gobierno del PP, ha explicado, “el objetivo ha sido la condena a los pensionistas a la pérdida indefinida del poder adquisitivo, es decir, a la pobreza”.

La diputada ha afirmado que, además, durante los cinco años de gobierno del PP, hoy otras medidas que han afectado a la sostenibilidad del sistema, como la práctica congelación del SMI, la precarización en las condiciones laborales, la desaparición de la cotización a los trabajadores desempleados entre 52 y 55 años, becarios o cuidadores profesionales, o la irregularidad en la imputación de los costes de las políticas activas de empleo al Presupuesto de la Seguridad Social”. Medidas que configuran “una caterva de políticas nefastas que han producido la pauperización del sistema”.

“Un ejercicio más, el Gobierno elaboró para 2016 unos presupuestos de ingresos para la Seguridad Social que sabía que no alcanzaría, porque a pesar de las noticias de creación de empleo, éste es sabido no es suficiente para generar recursos para el pago de las pensiones”, ha dicho la portavoz, que ha calificado de “obscena” la autocomplacencia del Gobierno con la situación de la Seguridad Social.