El Periódico | 1886
     Suscríbase gratis
actualizado 2:30 PM UTC, Apr 25, 2017

El debate interno del socialismo italiano entre 1900 y 1902 a través de "El Socialista"

  • Escrito por Eduardo Montagut
  • Publicado en Historia y Vida

Filippo Turati (Canzo, 26 de noviembre de 1857 – París, 29 de marzo de 1932) / ARCHIVO Filippo Turati (Canzo, 26 de noviembre de 1857 – París, 29 de marzo de 1932) / ARCHIVO

El debate interno en el seno del Partido Socialista Italiano tuvo su eco entre los socialistas españoles a través de "El Socialista". En otro artículo hemos tratado sobre las dos grandes posturas de este debate en relación con la táctica política a seguir en la vida política italiana. Si en el seno de todos los partidos socialistas europeos siempre hubo un intenso debate entre reformistas o revisionistas y revolucionarios, en el caso italiano las disputas fueron especialmente intensas, terminando por provocar disensiones y crisis profundas, a pesar de que, poco a poco, el PSI llegó a tener mucha fuerza electoral. Los principales líderes reformistas eran Turati y Bissolati. Esta postura reformista pretendía que el socialismo participase activamente en el parlamento y el juego político para llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas de izquierda con el fin de promover reformas favorables para la clase obrera; de hecho, Turati apoyó a Giolitti cuando en 1904 sacó adelante un paquete de leyes laborales avanzadas: tutela sobre trabajo femenino e infantil, accidentes laborales, invalidez, vejez, negociación colectiva y cooperativas. La postura maximalista y revolucionaria era defendida por Arturo Labriola, que estaba muy influido por el anarcosindicalismo, una fuerza siempre importante en Italia. También habría una corriente intransigente, encabezada por Enrico Ferri.

Los reformistas consiguieron marcar la línea del Partido en los Congresos de 1900 y 1902, que es el período acotado en este trabajo.

En primer lugar, interesa comentar que "El Socialista" publicó por entregas durante 1900 el texto de Turati, "La moderna lucha de clases", demostrando un vivo interés por el debate ideológico y estratégico del socialismo italiano al comenzar el siglo.

En el número 760 de "El Socialista" se informó a los lectores españoles que el Congreso de 1900 se había celebrado en Roma. En ese Congreso, como hemos expresado, ganó la postura moderada. Sabemos que se aprobó "la conducta" de la dirección del Partido y del grupo parlamentario, aunque se censuró a De Marinis por haber acudido al Quirinale como secretario de la Cámara.

Se discutió sobre cómo promocionar "Avanti!", el órgano oficial del Partido, además de crear otros órganos semanales y fundar una biblioteca central de publicaciones.

Se aprobó la estrategia política en el ámbito municipal, defendiendo que se siguiera en dicha línea. Se aprobó por mayoría simple dar libertad a cada localidad para concertar o no alianzas con los denominados partidos avanzados, pero Ferri combatió esta resolución solicitando que no se planteara alianza local alguna con esas fuerzas. Recordemos que Enrico Ferri representaba en esos momentos la corriente más radical o intransigente.

También se votó un programa mínimo.

El Congreso de 1902, reseñado en el número 863 de "El Socialista", se celebró en la localidad de Imola, en la Emilia-Romaña, donde gobernaban los socialistas. Este Congreso se celebró para discutir la táctica política del Partido, habida cuenta del intenso debate interno sobre la postura a adoptar con otros partidos, en el parlamento y con el gobierno. Asistieron mil delegados, incluidos los treinta diputados que la formación tenía. Al parecer, la "prensa burguesa" se hizo amplio eco de la reunión porque se presumía la división. Pero "El Socialista" afirmaba que, tanto Ferri como Turati, que representaban las dos líneas ideológicas y políticas del PSI, habían defendido que por encima de las distintas posturas sobre cómo abordar la táctica política, estaba la unidad de la formación. En el Congreso venció la postura de Turati, pero todos habían hecho declaraciones sobre la unidad, es decir, que se era consciente de la profunda división interna del Partido, para acallar a los contrincantes mediáticos y políticos.

El Partido aprobó en este Congreso una serie de resoluciones en relación con la emigración, la situación de los trabajadores de la industria, la agricultura y los artistas, además de sobre "Avanti!".

Se eligió la dirección del Partido (Comité Directivo) con Bertesi, Bocconi, Chiesa, Costa, Ferri, Longobardi, Parpagnoli, Soldi, Turati, Vezzani y Bissolati.

El Congreso vino acompañado por grandes manifestaciones como una forma de demostrar la fuerza socialista en la región.

Dada la importancia que el PSOE daba a la situación del PSI, dentro de la estrategia de demostrar la fuerza socialista, se publicó en el siguiente número de "El Socialista" (864) la resolución aprobada en el Congreso de Imola donde se hizo un canto a la unidad, admitiendo la diversidad, pero condenando la idea de que había dos tendencias basadas en diferencias sustanciales por ser contraria a la concepción de la lucha de clases.

En realidad, la resolución estaba próxima a la tendencia reformista al afirmar que, aun condenando la política del gobierno "oscilante y en ocasiones antiliberal", el apoyo que había brindado el grupo parlamentario socialista había contribuido el desarrollo de "la organización proletaria" contra la posible vuelta "a la reacción". El Congreso aprobaba la política llevada por el grupo parlamentario y le invitaba a mantener su libertad de acción en el parlamento en relación con el gobierno y el resto de partidos, recordando que cualquier alianza que se entablase con "partidos de clase opuestos a la proletaria" debían ser transitorios, y que se hacían para conseguir ventajas para el Partido, y bajo el principio de que se tendrían que romper en el futuro.

En futuros trabajos seguiremos ahondando en el estudio del debate interno del socialismo italiano a principios del siglo XX a través de la visión de los socialistas españoles. Nos interesará el Congreso de 1904 porque cambió la correlación de fuerzas en el seno del PSI.


Pedagogía del socialismo a través del caso de Lille a fines del XIX

Abril 24, 2017 Más Historia y Vida

El PSOE desarrolló siempre una clara apuesta por el municipalismo, por alcanzar poder en los Ayuntamientos para desarrollar una política social a favor de los trabajadores y las clases desfavorecidas...

La creación de la Agrupación Socialista de Zaragoza en “El Socialista”

Abril 23, 2017 Más Historia y Vida

Los comienzos del socialismo aragonés no fueron fáciles. Aunque hubo militantes desde comienzos de la década de los ochenta, no se fundaría la primera Agrupación en la capital aragonesa hasta el 17 de...