El Periódico | 1886
     Suscríbase gratis
actualizado 1:00 PM UTC, Mar 29, 2017

Pilar Jaraíz Franco


Pilar Jaraíz Franco / ARCHIVO Pilar Jaraíz Franco / ARCHIVO

Nació en Ferrol (La Coruña), en 1916. Hija mayor del cacereño ingeniero de caminos y tradicionalista carlista, Alfonso Jaraíz Pérez-Fariña, y de Pilar Franco Bahamonde, hermana del general Franco, por lo que fue conocida como “la sobrina roja del general”. Vivió en Ferrol y Orense hasta los 15 años, en que se trasladó a Madrid, donde concluyó los estudios de Derecho que había iniciado en Santiago de Compostela.

Mantuvo muy buenas relaciones con su tío y su esposa – actuando como dama de honor en su boda –, sobre todo cuando éstos se instalaron en Madrid en los años de la República. En 1935 contrajo matrimonio con el oficial de Estado Mayor, Antonio Lago, contando con el padrinazgo del general, aunque el joven matrimonio estaba ya muy influenciado por las ideas liberales de la familia de Antonio. Pilar ejerció la abogacía en Madrid y Zaragoza, siendo presa en la capital los primeros días de la guerra, al igual que su marido, por las tropas republicanas con su hijo recién nacido, por pertenecer a la familia del general Franco. De hecho se la mantuvo en prisión hasta 1938, en que un canje por prisioneros republicanos le hizo retornar desde “el campamento de Alacuás”, en las afueras de Valencia, a Burgos, siendo ya entonces fríamente recibida por el general y su esposa. En realidad, ese centro penitenciario valenciano, denominado de las “Damas de España”, en el que Pilar se juntó con Pilar Millán Astray, Rosario Queipo de Llano, y una serie de familiares femeninas del general Primo de Rivera, fue el grato escaparate hacia el exterior que el gobierno republicano montó para demostrar que las presas próximas a los máximos responsables del bando franquista recibían un buen trato.

Tras la guerra civil, Pilar Jaraíz Franco ganó una cátedra de Derecho Mercantil y Economía Política en Barcelona, dedicándose a la docencia en la Escuela de Altos Estudios Empresariales de esa ciudad, y estableciendo ya contactos con los círculos socialistas en la clandestinidad. Antonio Lago, una vez trasladado en 1951 a Barcelona, ganó unas oposiciones de Agente de Cambio y Bolsa, abandonando el Ejército cuando era teniente coronel. Pilar ingresó en el PSOE después de las primeras elecciones democráticas de 1977, aunque ya desde antes venía estando próxima a sus posiciones políticas, participando activamente en la restauración del partido en Barcelona. De hecho, cedió al Partido el despacho de su recientemente fallecido marido para su primera sede en Barcelona. A pesar de considerarse una marxista no ortodoxa, mientras que vivió su tío lo silenció, ya que ello le podía acarrear alguna nefasta consecuencia. De hecho, Pilar sabía que el mismo general Franco había mandado fusilar a un primo hermano suyo, militar republicano y próximo al movimiento obrero, Ricardo de la Puente Bahamonde, a quien ya había destituido como jefe de la base aérea de León, en octubre de 1934, por haberse negado a bombardear los enclaves obreros en el movimiento de Asturias. Amnistiado por Azaña, y destinado como comandante en jefe de las fuerzas aéreas en el norte de África, se mantuvo al margen de la sublevación militar que dio inicio a la guerra civil, siendo por ello ordenado fusilar por su cruel primo hermano el día 4 de agosto de 1936, negándose a un posible indulto.

En 1980 comenzó Pilar su actividad literaria, dedicándose a escribir diversos libros y novelas en que relataba sus experiencias "disidentes" dentro de la familia Franco, y explicaba con indignación cómo el general despachaba las sentencias de muerte tranquilamente, después de comer y mientras se tomaba el café. Aquel año apareció Historia de una disidencia (1980), escrita "con amor y sin ira". El libro presenta a Francisco Franco como una persona que, al margen de sus demonios familiares - masonería, comunismo, los intelectuales… -, era también un hombre viviendo un papel que escribieron para él su hermano mayor, Nicolás Franco, y su concuñado Ramón Serrano Suñer, y al que contribuyó también su mujer, Carmen Polo, lo que le llevó a distanciarse y convertirse en un extraño para sus parientes de la familia Franco. Aparecerían después La casa roja (1983), su primera novela, un alegato contra la guerra situado en la España de los años cincuenta, y La hermosa tierra (1984), una alegoría sobre el poder, el terror y la corrupción de la inocencia que se desarrolla fuera del tiempo y el espacio en una ciudad dominada por el enfrentamiento entre dos partidos: los patriarcas y los mandarines. Pilar, que se confesaba "bastante felipista" y militante de base del PSOE, falleció el 8 de junio de 1996 en Barcelona a los 80 años de edad.

Fuentes.- Diccionario Biográfico de los Socialistas (FPI); archivo de Eusebio Lucía Olmos; Paul Preston: “Franco: Caudillo de España”; Pilar Jaraíz Franco: “Historia de una disidencia”; Manuel Vázquez Montalbán: “Autobiografía del general Franco”